Inicio > Blog de Podoactiva > Patologias y Tratamientos > Cómo afectan las enfermedades mentales a los pies. Consejos para pacientes y cuidadores

Cómo afectan las enfermedades mentales a los pies. Consejos para pacientes y cuidadores

Pensamos en la salud mental y, en un primer momento, nunca la relacionaríamos con la salud podológica. Aunque las enfermedades de salud mental no afectan directamente a nuestros pies, lo pueden hacer de una forma indirecta, generando problemas a nivel biomecánico o dermatológico, por lo que consideramos de interés subrayar esta relación pensando tanto en los enfermos como en sus cuidadores.

 

 

El pie es una parte del cuerpo que necesita un mantenimiento constante. En determinadas enfermedades como la demencia, la depresión o el Alzheimer, el pie puede resultar afectado y provocar que se incrementen algunos problemas en la piel o las uñas, por su falta de cuidado, y otras patologías. Te dejamos el artículo "El cuidado de los pies en pacientes con Alzheimer" donde ampliamos información cómo tratar esta enfermedad desde el punto de vista podológico.

 

Así pues, es muy habitual que en el perfil de un paciente con alguna enfermedad mental encontremos desde una mala higiene o mal corte de uñas, hasta una mala elección de calzado, pudiendo generar problemas más serios sobre el propio pie y otras estructuras como la rodilla, la cadera y la espalda.

CONSEJOS CUIDAR PARA LA PIEL

 

Si hablamos de problemas dermatológicos, lo más común es que nos encontremos unos pies descuidados (obviamente de una forma totalmente inconsciente), que pueden generar problemas de infecciones por falta de higiene, por una mala técnica de cortar las uñas o por no deslaminar determinados callos, durezas y helomas en el podólogo.

 

Si estás al cuidado de un paciente que sufre estos problemas, te dejamos estos 3 consejos fundamentales:

 

Cortar recto de las uñas del pie para evitar que las esquinas se claven en la carne y produzcan una uña incarnada. En el post "Consejos para cortar las uñas de los pies" te exponemos todo lo que tienes que saber sobre este tema.

 

Hidratar los pies, si es posible, todas las noches antes de dormir aplicando un masaje. Lo ideal es utilizar cremas específicas que ayudarán a tener la piel más elástica reduciendo el riesgo de lesiones cutáneas. 

 

- Acudir al podólogo periódicamente para controlar la salud podológica del paciente. En el caso de presentar, cualquier tipo de anomalía en la piel o uñas es recomendable ir de manera inmediata para que no se agrave el problema

 

Los problemas en la piel y las uñas de los pies son muy frecuentes en los pacientes que sufren enfermedades mentales y, por lo tanto, estos consejos serán básicos para mantener sus pies sanos.

Realizar un corte recto de las uñas, hidratar los pies y acudir al podólogo son tres pautas necesarias para cuidar la salud de los pies de cualquier persona.

 

CONSEJOS A NIVEL BIOMECÁNICO

 

Si empezamos hablar de los problemas a nivel biomecánico, cabe destacar que en este tipo de enfermedades suele producirse una marcha humana (caminar) con unas características peculiares. Nos encontramos habitualmente con una disminución de la velocidad del paso, con el consecuente aumento de tiempo de apoyo en cualquier zona de la planta del pie.

 

Esto hace que, si existe una hiperpresión previa en cualquier zona, al caminar más despacio la sobrecarguemos más todavía. También se produce una disminución de longitud de paso y de zancada. Esto quiere decir que, para recorrer la misma distancia, este perfil de pacientes debe realizar más pasos que cualquier otro.

 Realizar más pasos de la cuenta aumenta indudablemente la cantidad de impactos que recibe el pie y la extremidad inferior.

 

 

Por otro lado, también nos podemos encontrar con posturas típicas de enfermedades mentales relacionadas con la marcha. Una postura que adopta este perfil de paciente es la postura de hombros caídos hacia delante debido a la relajación muscular de todo el cuerpo generada por ese estado anímico decaído. Con la tendencia de la postura hacia abajo y hacia dentro, también se puede reflejar indirectamente en las rodillas y en los pies generando una mayor pronación y empeorar así alguna pisada que ya tenga carencias en cuanto a la ejecución del paso.

 

En ocasiones, en estadios avanzados de determinadas enfermedades mentales, podemos ver incluso que la falta de motivación para caminar genera que se flexione menos la rodilla y la cadera, y que, por lo tanto, el pie acabe arrastrando. Esto genera directamente las otras dos alteraciones de las que hemos estado hablando: la disminución de la velocidad por el aumento de fricción de los pies contra el suelo y la disminución de la longitud del paso por la disminución de la velocidad.

Las enfermedades mentales afectan a nivel biomecánico ya que la marcha al caminar varía afectando al pie y la pisada.

 

RECOMENDACIONES

 

Para prevenir problemas a nivel biomecánico a corto y largo plazo tendremos que atender a las siguientes recomendaciones:

 

- Usar un calzado de horma ancha para evitar las rozaduras y con suela anti deslizante. Además, el cuidador debería revisar el interior de los zapatos por si el paciente lleva alguna piedra o algún elemento que le pueda generar una herida ya que pueden no expresarse con claridad.

 

- Si hay alteraciones en la marcha o signos de inestabilidad, es aconsejable realizar un estudio biomecánico de la pisada para valorar la posibilidad de mejorar el apoyo mediante unas plantillas personalizadas Podoactiva.

 

En definitiva, la cabeza y los pies están relacionados y, por ello, queremos hacer especial hincapié en la importancia del cuidado y la salud podológica en este perfil de paciente que puede tener problemas o enfermedades mentales.

 

En Podoactiva podemos ayudarte. Consulta tu clínica Podoactiva más cercana AQUÍ o contáctanos en el 974 231 280 o a través de [email protected].

 

 

Dr. Antonio Gómez Bernal

Podólogo de Podoactiva

Responsable de Podología de la S.D. Huesca

Responsable de Investigación Clínica de Podoactiva

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Reserva cita en una clínica Podoactiva