Blog de Podoactiva

Descamación de los pies. ¿Por qué se pelan y se cae la piel?



La descamación de los pies es un problema frecuente que se da cuando nuestros pies se comienzan a pelar por alguna de sus partes (dedos, talones, etc.).

 

Esta lesión cutánea sucede, sobre todo, en determinadas estaciones del año como la primavera y el verano, debido al calor, la deshidratación y al uso de un calzado abierto.

 

Pies con descamación de la piel por la parte del talón

 

No es una patología grave, pero sí es importante conocer su origen y por qué sucede para evitar problemas mayores. Hay que tener especial cuidado con pacientes con pie diabético o con problemas de mala circulación, ya que estas pequeñas lesiones en la piel pueden derivar en otras de mayor complejidad.

 

CAUSAS. ¿POR QUÉ SE ME PELAN LOS PIES?

 

Aunque la descamación de los pies no sea una patología grave, es importante saber por qué sucede para poder tratarla de forma efectiva. A continuación, exponemos las 6 principales causas que hacen que los pies se pelen:

 

1. FALTA DE HIDRATACIÓN

Con la llegada del calor y de las altas temperaturas, la piel tiende a deshidratarse más de lo habitual, dando lugar a esta descamación o incluso a la aparición de grietas, por ejemplo, en los talones. En nuestro artículo “Talones secos y agrietados” te contamos todo sobre esta patología, así como su solución definitiva en tan solo 7 días.

 

Beber entre 1,5-2L de agua será fundamental para hidratarnos correctamente.

 

Mujer bebiendo agua de una botella pequeña

 

2. CAMBIO DE CALZADO

El pie suele ir protegido la mayor parte del tiempo por el calzado y el calcetín. Por este motivo, es importante hacer una adaptación progresiva del cambio de calzado en determinadas estaciones. Es decir, si llega el calor veraniego y seguimos utilizando el calzado de invierno, la piel se recalentará y puede pelarse.

 

La descamación también puede suceder si cambiamos bruscamente al calzado abierto y sin sujeción, ya que hay un aumento de fricción y la piel no estará preparada y, por lo tanto, se descamará.

 

3. QUEMADURAS SOLARES

La exposición prolongada de los pies al sol en los meses de verano puede provocar sequedad, grietas y quemaduras en la piel, y posteriormente su descamación.

 

Si vamos a la playa, la sal del mar, la temperatura de la arena y la fricción con ella pueden favorecer esta caída de la piel. A su vez, el cloro de las piscinas también resecará nuestra piel.

 

Aplicar crema solar antes de la exposición y aftersun o crema hidratante después, ayudará a mantener su hidratación y elasticidad.

 

Pies de mujer con las uñas pintadas de rojo con el fondo del mar y un sol dibujado con crema en la zona del empeine

 

4. HONGOS EN LOS PIES

Otra causa de descamación son los hongos en los pies como, por ejemplo, lo que se conoce como dermatitis exfoliativa (infección en la planta del pie). No obstante, existen muchos tipos de hongos que afectan a los pies, por este motivo, te dejamos el post “Hongos e infecciones en la piel de los pies. ¿Cuáles son los más frecuentes?”.

 

También hay que destacar el pie de atleta que, además de la descamación, puede provocar picazón en las áreas afectadas, entre otros síntomas.

 

5. SUDORACIÓN EXCESIVA O HIPERHIDROSIS

La sudoración excesiva o hiperhidrosis también puede hacer que se pelen nuestros pies.

 

6. OTRAS PATOLOGÍAS

La eritrodermia, un tipo de psoriasis, se caracteriza por el enrojecimiento de la piel y por la descamación provocada por la aparición de eccemas.

 

Por otro lado, la deshidrosis es una dermatitis crónica que afecta a las plantas de los pies, además de las palmas y los dedos de las manos. Se caracteriza por la aparición de vesículas que, posteriormente, provocarán la descamación y la aparición de grietas en los pies.

 

Pie con lesiones en la piel y zonas enrojecidas

 

SÍNTOMAS. ¿QUÉ SIGNOS ME INDICAN QUE SUFRO DESCAMACIÓN EN LOS PIES?

 

Como en la mayoría de problemas, hay varios signos que nos indican que nuestros pies se están descamando. Así pues, en esta patología, los síntomas principales son:

 

– La piel tiene mayor rigidez y mayor rugosidad, debido a la pérdida de elasticidad.

– La piel se vuelve escamosa, lo cual se puede observar a simple vista, ya que se empiezan a pelar los pies.

– Tras perder las primeras capas de la piel, aparecerá un picor, enrojecimiento, escozor e, incluso, dolor en muchas ocasiones.

 

No esperes a que se empiecen a pelar tus pies, anticípate e hidrátalos con cremas específicas todos los días para que evitar que esto suceda.

 

Zona del talón con descamación de la piel debido a la sequedad

 

CONSEJOS Y TRATAMIENTO. ¿QUÉ PUEDO HACER PARA SOLUCIONAR EL PROBLEMA?

 

Tal y como hemos comentado en el apartado de “Causas”, beber agua (1,5-2 L al día), llevar calzado y calcetines adecuados según la época del año y utilizar cremas específicas para protegernos del sol y para hidratar cada día la piel de nuestros pies, son las recomendaciones de nuestros expertos en podología para evitar la descamación de los pies.

 

El mejor consejo es, que ante la duda o si sientes dolor o picazón, visites a un profesional para que determine la causa de la descamación y aplique el tratamiento adecuado. Quizá la descamación pueda ser consecuencia de otro problema mayor.

 

El tratamiento dependerá de la causa que haya provocado el problema y esto lo decidirá el podólogo. No esperes a que tus pies sufran, toma medidas cada día y evitarás problemas futuros.

Talón del pie con sequedad en la piel

¿Crees que sufres descamación en los pies? En Podoactiva podemos ayudarte. Consulta tu clínica Podoactiva más cercana o contáctanos en el 974 231 280 o a través de info@podoactiva.com.

 

CLÍNICA PODOACTIVA SAGASTA

Alejandro Adrada

Sofía Laseo

Laura Marín

Carlos Martín

Almudena Sánchez

Artículos Relacionados

Comentarios

2 Comments

  • H. Ayub
    Posted at 15:32h, 13 enero Responder

    En donde están sus centros de atención en Ciudad de México

Post A Comment