Llámenos ahora:

Podología para el día a día

Los pies son una de las partes más importantes del cuerpo, y a la vez una de las más olvidadas. Soportan nuestro peso y nos llevan hasta nuestro destino pero, ¿los cuidamos de la manera correcta?

Es recomendable visitar a especialistas podológicos por lo menos una vez al año para que puedan valorar la idoneidad de nuestra pisada, desde la infancia, cuando es más fácil corregir los problemas, hasta la vejez, ya que nuestros pies también envejecen y sufren deformaciones.

 

No solo tenemos que vigilar nuestros pies, también nuestro calzado. Un gran porcentaje de personas utilizan un zapato más pequeño de lo que deberían. Pequeños detalles, como una puntera muy estrecha, no acertar con la talla, materiales poco transpirables o un excesivo tacón, pueden provocar patologías en nuestros pies como los temidos juanetes, los dedos en garra o los callos. Nuestros expertos en podología te ayudarán en la elección del calzado más adecuado a tu forma de pisar.

Si nuestra pisada no es adecuada no solo repercute a nuestros pies, sino a todo nuestro cuerpo. Las articulaciones que más pueden sufrir en relación a una forma de pisar defectuosa son el tobillo, la rodilla y la cadera. De la misma manera, muchos de los músculos que se insertan en la pierna tienen otra inserción en el pie. Esto quiere decir que determinadas formas de pisar pueden generar sobrecargas musculares, generadas por la forma de pisar. 

Infórmate ahora
sin compromiso: