Blog de Podoactiva
España > Blog > ¿Psoriasis en las uñas u hongos? Diferente diagnóstico y tratamiento

¿Psoriasis en las uñas u hongos? Diferente diagnóstico y tratamiento

A lo largo de nuestra experiencia clínica nos encontramos algunos casos que resultan ser falsos diagnósticos, como, por ejemplo, confundir la onicomicosis u hongos y la psoriasis ungueal, dos patologías diferentes.

 

En podología un buen diagnóstico es directamente proporcional a una pronta curación y satisfacción del paciente, ya que puedes atajar el problema con un tratamiento correcto, evitando al paciente la toma extra de medicación.

 

Además, los podólogos no solo nos centramos en la zona afectada -en este caso las uñas-, sino que contemplamos al paciente de forma global.

 

Debido a la experiencia clínica, existen casos que no necesitan un cultivo, ya que captas rápidamente los signos patognomónicos (afección dérmica o antecedentes familiares).

 

A continuación, vamos a explicar la diferencia entre la psoriasis ungueal y la onicomicosis.

 

PSORIASIS UNGUEAL

 

La psoriasis ungueal es una enfermedad sistémica y autoinmune que se debe a una combinación de la predisposición genética del paciente y de los detonantes ambientales como pueden ser el estrés y el sol, entre otros. A veces es llamada popularmente manchas de aceite en las uñas o pitting.

 

Solo un 5% de la población tiene exclusivamente psoriasis ungueal y afecta más o menos a la mitad de las personas con psoriasis, pero es especialmente frecuente -hasta en el 80% de los casos- entre las personas con artritis psoriásica, sobre todo cuando la artritis afecta a las articulaciones de los dedos de los pies y de las manos, y existen placas de psoriasis en el cuero cabelludo en el caso de las mujeres, y en el pliegue entre los glúteos en el caso de los hombres.

 

En estos casos, es muy importante recoger con exactitud la historia clínica de cada paciente para detectar los antecedentes y su predisposición genética.

 

La psoriasis ungueal puede afectar a una sola uña o a las de todos los dedos de las manos o de los pies. En ocasiones las lesiones son tan graves que puede perderse la uña por completo. Con relativa frecuencia la uña se despega de la carne y se vuelven blandas y quebradizas, volviéndose más vulnerables a las infecciones por hongos (onicomicosis).

 

Existen numerosas marcas comerciales registradas para el tratamiento de patologías, aunque también existe la posibilidad de prescribir algo más específico y exclusivo. Se trata de fórmulas magistrales que elaboran en farmacias, y que tienen el inconveniente de que resultan algo más costosas.

 

En el artículo "Psoriasis en las uñas, piel y articulaciones de los pies" analizamos en profundidad todo sobre esta enfermedad y te aconsejamos sobre su tratamiento.

 

 

ONICOMICOSIS (HONGOS) 

 

La onicomicosis o comúnmente conocida como hongos, es la enfermedad que más frecuentemente puede afectar las uñas de los humanos, siendo responsable de más de la mitad de los casos de alteración ungueal, lo que se conoce como onicodistrofia.  

 

Como ya sabemos, existen diferentes tipos de onicomicosis dependiendo de la localización de afectación de la uña (distal, proximal, superficial…), el tipo de hongo que se instaure (dermatofitos, cándidas, etc.) o si es secundaria a otra lesión (onicolisis por microtraumatismos, psoriasis, etc.).

 

 

Para tratar la onicomicosis es necesario hacer un cultivo para detectar el tipo de hongo (dermatofitos o cándida), y la sensibilidad de este ante diferentes tipos de terapia antimicótica. Además, la combinación de varias terapias suele ser la mejor opción: la terapia con K-laser, que se utiliza en clínicas y unidades de Podoactiva, es una buena elección asociándola con tratamientos tópicos u orales.

 

Dependiendo del tipo de hongo se recomendará al paciente tomar un tipo u otro de medicamentos.

 

Desde Podoactiva recomendamos usar un tratamiento de forma escalonada, es decir, empezar con algo tópico y si es recurrente, iniciar la terapia oral. Además, siempre se deben hacer analíticas al principio valorando la función renal y hepática, en medio del tratamiento para comprobar si hay alteraciones dérmicas o en algún valor de la analítica y al final para realizar una analítica de control.

 

Finalmente, debemos repetir el cultivo para cerciorarnos de que la terapia ha sido exitosa. Es muy importante que el paciente sepa que la apariencia de la uña no se restaurará hasta pasado un tiempo, a pesar de que el cultivo sea negativo. En este caso podemos llevar a cabo una reconstrucción ungueal con resinas autopolimerizantes u otros sistemas de reconstrucción.

 

En el artículo "Hongos en las uñas de los pies u onicomicosis" te contamos todo sobre esta patología (causas, síntomas y tratamientos)

 

Lucía Mondelo

Podóloga experta en biomecánica en Clínica Podoactiva Premier Madrid

Artículos Relacionados
¿QUÉ ES LA PSORIASIS? La psoriasis es una enfermedad hiperplásica epidérmica benigna crónica, es...Leer más
La onicomicosis es una infección en las uñas, principalmente de los pies, causada en su mayoría por...Leer más
Pintarse las uñas de los pies es un hábito muy común para muchas mujeres, sobre todo, cuando el...Leer más

Servicios Podoactiva recomendados:

Ver Comentarios
Nuevo Comentario
Plain text
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Encuentra tu clínica Podoactiva más cercana

Solicita Información sin compromiso

Síguenos en