Blog de Podoactiva
Inicio > Blog > La importancia del cuidado de la pisada en todas las edades

La importancia del cuidado de la pisada en todas las edades

El estudio y valoración de la pisada es, a día de hoy, una importantísima herramienta tanto para tratar afecciones en los pies y lesiones derivadas de estas a cualquier nivel (rodilla, cadera, espalda…) como para prevenirlas.

 

 

¿Cómo piso actualmente? ¿Cómo evoluciona mi pisada? ¿En qué puede afectarme? Estas son algunas de las cuestiones que plantean los pacientes cuando llegan a nuestras clínicas. Así pues, vamos a darles respuesta en este artículo detallando algunos aspectos según la edad.

 

EDAD INFANTIL. LA PREVENCIÓN ES LA CLAVE

 

En la infancia se originan gran parte de las patologías en la pisada. “Mi hijo cuando corre, tropieza y se cae mucho”, “hunde los pies hacia dentro”, “le duelen mucho los talones”, etc. Estos son algunos de los problemas más frecuentes que nos comentan los padres cuando nos visitan. Muchos de ellos son aspectos de fácil detección si se realiza un estudio de la pisada a tiempo.

 

 

Pies planos, pies valgos, rodillas en “X”, caminar de puntillas, mala posición de los dedos… son problemas muy frecuentes que se pueden tratar a tiempo mejorando la pisada en la etapa infantil. Así pues, realizar un estudio biomecánico de la pisada a los niños es muy importante ya que puede ser garantía de un correcto crecimiento y evitar con ello patologías en edad adulta.

 

En el post "¿Sabes si tu hijo pisa bien? Guía completa de podología infantil" puedes averiguar muchas de las claves para detectar problemas a tiempo al igual que los problemas más frecuentes entre los pequeños.

 

Muchas patologías que se sufren en edad adulta se producen por no controlarse en edad infantil.

 

EDAD ADULTA. UNA MALA PISADA PUEDE GENERAR DOLORES DE ESPALDA Y ARTICULACIONES

 

La pisada evoluciona conforme vamos creciendo. En edad adulta aparecen los síntomas y lesiones de una mala pisada no detectada a tiempo o de circunstancias de la vida diaria. Por ello, se hace tanto hincapié en la prevención ya que muchos de nuestros pacientes visitan nuestras consultas cuando ya han comenzado las molestias o el dolor. Lo recomendable es que todas las personas se realicen un estudio biomecánico de la pisada al menos una vez en la vida ya que dolores que tenemos de rodillas, caderas, espalda … pueden derivar de una mala pisada.

 

Por ejemplo, las personas que pasan mucho tiempo de pie, que caminan mucho por motivos laborales o por hobby, utilizan zapatos de tacón… desarrollan lesiones como metatarsalgias, esguinces de repetición, fascitis plantar, espolón calcáneo, tendinitis, sobrecargas en los gemelos, entre otros problemas; pero acuden a la consulta cuando ya sienten las molestias. En pacientes como estos, cuyos pies se someten a altas cargas, es clave un análisis de la pisada ya que, quizá, se pueda prevenir una lesión, por ejemplo, aplicando el tratamiento de plantillas personalizadas.

 

Recomendamos que todas las personas se hagan una vez en la vida un estudio de la pisada para evitar problemas futuros.

 

 

Cabe destacar que algunos de los pacientes nos comentan que, antes de acudir a nuestra clínica, pensaban que visitar al podólogo para todas estas patologías era solamente para aquellos que practican deporte, pero esto no es cierto, no solo el deportista tiene que revisar su pisada sino todo el mundo desde niños hasta personas mayores.

 

No obstante, es cierto que aquellos que practican deporte tienen más probabilidad de caer lesionados y, por ello, es muy importante la valoración y el seguimiento de su pisada. Cuando corremos nuestros pies reciben en torno a 4 veces el peso de nuestro cuerpo, por lo tanto, se multiplican las posibilidades de una lesión.

 

 

Una buena exploración biomecánica y de pisada puede evitar un alto porcentaje de lesiones derivadas de un mal gesto deportivo. Acciones como la hiperpronación que provoca fascitis plantar, tendinitis aquilea, lesiones en la cintilla ilio-tibial… o pies cavos con déficit de apoyo que generan inestabilidad y problemas sen tobillo, rodillas y columna, entre otras, pueden prevenirse.

 

El dolor de pies no es normal. Si sientes molestias es necesario acudir al especialista.

 

 

PERSONAS MAYORES. CALIDAD DE VIDA

 

Si hablamos de personas mayores, las patologías o deformidades en los pies son prácticamente constantes. Durante toda nuestra vida, el pie va a estar sometido a la presión de nuestro peso corporal sin olvidar el desgaste que le provoca el calzado que hemos ido utilizando.

 

Es muy común la aparición de callosidades en lugares como el metatarso y el talón como consecuencia del desgaste o atrofia del almohadillado plantar, y en los dedos debido a su deformación por distintos motivos (dedos en garra y martillo, juanetes, etc.).

 

 

A esas edades también es especialmente importante el cuidado del pie diabético. Aquí es donde la prevención debe ser lo primero para evitar llegar a problemas derivados de alteraciones vasculares y de sensibilidad como son las úlcerasEn el artículo "Pie diabético. Consejos y tratamientos para prevenir úlceras" se detallan varias claves para evitar problemas.

 

Muchos de estos problemas se pueden prevenir o solucionar con un estudio biomecánico de la pisada y, si es necesario, con unas plantillas personalizadas. Si nuestra pisada no es adecuada no solo repercute a nuestros pies, sino en todo nuestro cuerpo. Al igual que no existen dos pies iguales, tampoco puede haber dos plantillas iguales. Por eso, es fundamental utilizar plantillas totalmente personalizadas que se adaptan 100% al pie y a las necesidades específicas de cada paciente

 

 

Las plantillas personalizadas las llevan deportistas, adultos, personas mayores, niños… Es decir, son recomendables para personas que padezcan cualquier tipo de patología del pie o problemas derivados de la misma, como lesiones deportivas, dolencias por una pisada defectuosa, problemas relacionados con el paso del tiempo o alteraciones biomecánicas de espalda y extremidades inferiores. Pero, lo primero es confirmar si realmente se tiene una pisada incorrecta. El podólogo será quien lo determine. Luego ya se aplica el tratamiento adecuado.

 

 

En Podoactiva podemos ayudarte. Consulta tu clínica Podoactiva más cercana AQUÍ o contáctanos en el 974 231 280 o a través de [email protected].

 

Víctor Alfaro

Podólogo y director general Podoactiva

Responsable Podología Sanitas-Real Madrid

Responsable Podología y Biomecánica RFEA

 

Artículos Relacionados
En este artículo vamos a intentar definir las claves que diferencian una plantilla genérica que...Leer más

Servicios Podoactiva recomendados:

Ver Comentarios
Nuevo Comentario
Plain text
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Encuentra tu clínica Podoactiva más cercana

Solicita Información sin compromiso

Síguenos en