Inicio > Blog de Podoactiva > Patologias y Tratamientos > Hongos e infecciones en la piel de los pies ¿Cuáles son los más frecuentes?

Hongos e infecciones en la piel de los pies ¿Cuáles son los más frecuentes?

Los pies soportan el peso de todo el cuerpo. A este esfuerzo hay que sumarle el roce continuado de los zapatos y el hecho de estar encerrados en calcetines o medias (que a veces se empapan con el sudor). Y todo esto sin contar con extras como zapatos demasiado estrechos, puntas afiladas que obligan a los dedos a estar en posiciones poco naturales o tacones que hacen que ciertas áreas del pie estén sobrecargadas y sobre expuestas al roce.

Los pies son una de las zonas del cuerpo que más problemas pueden presentar en la piel.

 

Conocer las patologías más frecuentes de la piel de los pies y saber cómo tratarlas es básico para conservar unos pies bonitos y, sobre todo, sanos. En este artículo enumeramos las más comunes, dando unos consejos básicos para su prevención.

 

INFECCIONES POR HONGOS

 

-Pie de atleta: Infección micótica muy común. Se contagia principalmente en ambientes húmedos en los cuales la gente camina descalza, como duchas públicas, vestuarios, piscinas, etc. No es grave, pero sí resulta muy molesta porque el picor es muy fuerte. Suele comenzar justo debajo de los dedos y a veces causa que la piel se agriete, lo que hace que sea además muy doloroso. En el artículo "Pie de atleta. Tipos de infección y consejos para prevenirlo" analizamos en profundidad esta patología.

 

-Tiña de los pies: Es una infección causada por un tipo de hongos diferentes a los del pie de atleta. Aparece generalmente en personas jóvenes, que hacen mucho deporte y que suelen calzarse con zapatos deportivos cerrados incluso cuando hace mucho calor. Es relativamente frecuente y que suele hacer su aparición entre los dedos. Pica mucho y es muy molesta.

 

 

Para prevenir las infecciones por hongos es recomendable:

 

- No ir descalzo en vestuarios, piscina y duchas públicas, el uso de chanclas en este caso es fundamental.

 

- Correcta higiene de los pies. Lavarlos bien y, sobre todo, secar entre los dedos para evitar que la humedad favorezca la aparición de hongos.

 

- Cambiar los zapatos con frecuencia, mejor no ponerse los mismos dos días seguidos, sino dejar que aireen antes de repetir su uso. 

 

 - Uso de calcetines de algodón cien por cien, ya que este material es el más adecuado para absorber el sudor y mantener los pies secos. Cambiarlos siempre que haga falta, incluso dos veces al día en caso de mayor sudoración.

 

VERRUGAS PLANTARES

 

Las verrugas plantares se conocen también con el nombre de papilomas, ya que son causadas por el virus del papiloma. Son muy frecuentes, sobre todo en el verano, cuando se producen más contagios porque caminamos descalzos con mayor frecuencia. Los principales perjudicados son los niños y las personas con un sistema inmune débil. Se consideran tumores benignos con poco riesgo de ser cancerígenos.

 

Normalmente, este tipo de verrugas responden bien a los tratamientos y no suelen suponer más problemas, pero en algunos casos pueden necesitar de crioterapia o incluso ser eliminadas utilizando el bisturí. Cuando están situadas en puntos de apoyo pueden llegar a ser muy dolorosas.

 

La prevención empieza por evitar caminar descalzos por zonas de mucho tránsito de personas, y dado que los papilomas son más frecuentes en personas débiles desde el punto de vista inmunológico, mantener el sistema inmune fuerte es uno de los mejores consejos en este caso.

 

En el artículo "Verrugas en los pies. Qué son y cómo tratarlas" profundizamos más sobre esta patología.

 

 

ECZEMAS

 

Los eczemas atacan a todo tipo de personas y de cualquier edad. Pueden ser causados por roces, pero lo más frecuente es que entre en juego alguna alergia o infección causada por contacto con algo que la desencadena. En algunas ocasiones la alergia la producen los tratamientos que se utilizan para los hongos, al confundir el eczema con una micosis. Dado que pueden ser muchos los motivos que originen estas reacciones, y que son tan fáciles de confundir con los hongos, es necesaria la valoración de un profesional para que determine ante qué se está y cómo se va a tratar.

 

DERMATITIS PLANTAR JUVENIL

 

La dermatitis plantar juvenil es un tipo de dermatitis que afecta a niños o personas muy jóvenes y que está directamente relacionado con los problemas de piel atópica.

Se presentan descamaciones de la piel y rojeces que pueden llegar a causar fisuras muy dolorosas.

 

La higiene, un buen calzado, hidratación, calcetines de algodón y asegurarse de secar muy bien los pies son la clave para prevenirlo o para que este problema no se agrave.

 

HIPERHIDROSIS

 

La hiperhidrosis es la sudoración excesiva de los pies que puede tener diferentes causas, entre ellas el uso del calzado inadecuado. Pero, generalmente, se trata de causas hormonales o de problemas en las glándulas sudoríparas. Para tratar y prevenir esta patología, es recomendable visitar a un profesional para un correcto diagnóstico.

 

OTROS PROBLEMAS EN LA PIEL DE LOS PIES

 

Existen otras patologías en la piel de los pies como:

 

- Pie diabético. Artículo completo aquí.

 

- Callos y durezas (hiperqueratosis). Artículo completo aquí.

 

- Sequedad de la piel. Artículo completo aquí.

 

- Talones agrietados. Artículo completo aquí.

 

- Etc.

TRATAMIENTO

Ante la sospecha de estar sufriendo hongos o cualquiera de las infecciones de las que hemos hablado, es importante no tratarse uno mismo con métodos caseros, sino acudir a un profesional cualificado para que nos ofrezca un diagnóstico especializado y nos recomiende el mejor tratamiento para nuestro caso específico.

Un tratamiento casero o inadecuado puede agravar y complicar la infección.

 

Dra. Amparo Rodríguez

Centro Dermatológico Amparo Rodríguez (Barcelona)

www.amparorodriguez.com

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Reserva cita en una clínica Podoactiva