Blog de Podoactiva
Inicio > Blog de Podoactiva > ¿Nunca has ido al podólogo? Cinco razones para visitarlo

¿Nunca has ido al podólogo? Cinco razones para visitarlo

Los pies son los grandes olvidados de nuestro cuerpo y, en muchas ocasiones, no se les presta la atención que requieren.

 

Y tú, ¿eres de los que solo acudes al podólogo cuando sientes dolor o molestia en los pies?

 

Si la respuesta es sí, deberías cambiar este planteamiento y acudir, por lo menos, una vez al año. Aunque no tengas dolores, un correcto cuidado es fundamental para mejorar de manera considerable la salud en general. 

 

 

Para hacernos una idea de su relevancia, atento a estas curiosidades y datos:

 

  • Andamos unos 10.000 pasos diarios, lo que supone que a lo largo de nuestra vida habremos dado tantos pasos como para dar cuatro veces la vuelta al mundo caminando.
  • Sobre nuestros pies descargamos el doble de nuestro peso en cada paso y hasta cuatro veces más si corremos.
  • Los pies son el único punto de apoyo de nuestro cuerpo, donde sostenemos todo el peso.

 

Si con estos datos todavía no conoces la importancia de cuidar la pisada, te dejamos cinco razones por las que deberías (si todavía no lo has hecho) visitar al podólogo.

 

 

1. PREVENCIÓN

 

Tratar a tiempo una pequeña molestia en los pies o detectar una mala pisada puede evitar problemas mayores a corto y largo plazo. La salud podológica es fundamental para prevenir la aparición de diversas patologías que no solo afecten a los pies, sino también a otras partes de nuestro cuerpo como rodillas, cadera o columna.

 

Prevenir puede ser fundamental para evitar una dolencia a corto o largo plazo.

 

 

2. ¿PRACTICAS DEPORTE?

 

Practicar deporte implica miles de repeticiones de un determinado gesto generando sobrecargas en los pies. Las actividades deportivas pueden ocasionar algunos problemas que debemos prevenir y controlar para evitar que se conviertan en lesiones o patologías más graves.

 

Por este motivo, es aconsejable acudir a un podólogo deportivo que te asesore en cómo realizar la actividad, así como estudiar la idoneidad de tu pisada. La forma de pisar es importante en cualquier paciente, pero lo es más en un deportista ya que la intensidad y el número de pasos aumenta.

 

 

La forma de pisar tiene relación directa con las lesiones de un deportista.

 

El podólogo deportivo con los resultados de la exploración tratará de corregir, si es necesario, la manera de pisar, así como diagnosticar un tratamiento con plantillas personalizadas, ejercicios, etc. A su vez, te ayudará a determinar cuál es el calzado adecuado en función de la superficie de juego y tus necesidades.

 

3. ETAPAS DE CRECIMIENTO

 

No hay una edad como tal para hacerse una revisión podológica, ya que el cuidado del pie está indicado para todas las edades. En edades infantiles es recomendable realizar la primera visita con 4 o 5 años y acudir a un podólogo al menos una vez al año. Un diagnóstico precoz es esencial para detectar una patología a tiempo.

Gran parte de los problemas en los pies y la marcha pueden corregirse con tratamientos sencillos como ejercicios o plantillas personalizadas.

 

 

No obstante, es muy importante mantener un seguimiento de la evolución de la pisada de los niños, ya que hasta la etapa adulta los pies sufren cambios y patologías que deben ser supervisados por profesionales. Los problemas más habituales que encontramos en pacientes infantiles son los pies planos, pies valgos, mala posición de los dedos, enfermedad de Sever, papilomas, disminución de la estabilidad o caminar “de puntillas”, etc.

 

En nuestra completa GUÍA de podología infantil te contamos todo sobre la pisada de los más pequeños.

 

4. ¿TU CALZADO ES EL ADECUADO?

 

Las mujeres son hasta cuatro veces más propensas a tener problemas en los pies que los hombres. Esto se suele deberse al tipo de calzado, sobre todo al abuso de zapatos de tacón y puntas estrechas.

 

Este dato es una muestra de que abusar de determinados tipos de calzado, de cualquier tipo, o utilizarlos de manera inadecuada puede ser perjudicial para nuestros pies. El zapato que necesites dependerá de para qué lo uses.

 

Invertir en unos buenos zapatos es invertir en salud.

 

 

5. CONOCER LA SALUD DE TU PISADA

 

Una mala pisada puede generar disimetrías, problemas de espalda, de articulaciones, etc… Visitar al podólogo es vital para prevenir una lesión que pueda derivar en otro tipo de dolencia. Por ello, es recomendable realizar un estudio biomecánico de la pisada. Gracias a este análisis se conoce la manera de pisar de un paciente, ayudando a diagnosticar o aconsejar para prevenir la aparición de lesiones musculares y osteoarticulares como fascitis plantar, la tendinitis, las sobrecargas musculares, etc. 

 

 

 

En definitiva, cuidar tus pies, visitando regularmente al podólogo y llevando un control de la pisada son aspectos fundamentales para cuidar la salud previniendo de patologías o lesiones.  

 

 

En Podoactiva podemos ayudarte. Consulta tu clínica Podoactiva más cercana o contáctanos en el 974 231 280 o a través de [email protected].

 

Artículos Relacionados
Si eres usuario de plantillas personalizadas quizás te has preguntado alguna vez por qué hay una...Leer más
Muchos de nuestros pacientes acuden a consulta por molestias en el talón, almohadillas plantares y...Leer más
La vocación por la mejora continuada y la evolución de los procesos de estudio y diagnóstico de...Leer más

Servicios Podoactiva recomendados:

Ver Comentarios
Nuevo Comentario
Plain text
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Encuentra tu clínica Podoactiva más cercana

Solicita Información sin compromiso

Síguenos en