Blog de Podoactiva
Inicio > Blog > Sudor en los pies ¿por qué sudan? ¿cómo evitarlo?

Sudor en los pies ¿por qué sudan? ¿cómo evitarlo?

¿Tienes los pies húmedos constantemente? ¿Caminas descalzo y dejas huellas en el suelo? ¿Te pones sandalias y te resbalan los pies?

Si la respuesta es , podemos hablar de sudoración excesiva en los pies.

 

En este artículo analizamos todo lo relacionado con la sudoración: patologías, causas, tratamientos y consejos para solucionar el problema.

 

 

 

¿LA SUDORACIÓN ES UN PROBLEMA COMÚN?

 

En primer lugar hay que destacar que en la zona plantar hay más de 250.000 glándulas sudoríparas, que son las causantes del sudor. Esta cantidad es mucho mayor que otras partes del cuerpo como la frente, axilas o palmas de las manos. 

 

La sudoración es un proceso normal y necesario para el cuerpo, mediante el cual, regulamos la temperatura corporal y favorecemos la secreción de sustancias innecesarias para el organismo.

 

Muchos de nuestros pacientes acuden a consulta para buscar una explicación a la sudoración que sufren, ya que, en ocasiones, piensan que padecen una enfermedad o que la están desarrollando. Nosotros les explicamos que se trata de un proceso lógico y normal y suele ser algo temporal. Por ejemplo, en diferentes etapas de la vida en las que el cuerpo sufre cambios, como puede ser en edades tempranas (de 7 a 10 años) o en la pubertad, debido al desarrollo hormonal, la sudoración puede ser excesiva y con mal olor. Así pues, se trata de un problema bastante común, pero...

¿cuándo tenemos que preocuparnos?

  

Es muy importante acudir al especialista cuando esta sudoración sea excesiva y cuando los patrones de la misma cambien, es decir, el color, el olor, etc. Para saber más sobre el olor en los pies y cómo combatirlo, en el artículo "¿Por qué huelen los pies?" te lo contamos.

  

 

CAUSAS. ¿Qué factores favorecen la sudoración?

 

En las alteraciones relacionadas con el sudor, hay que tratar el agente causante de las mismas e intentar poner solución a los factores externos que afectan. A continuación, exponemos las siguientes causas:

 

INFECCIONES

 

Si tenemos una infección tendremos que hacer un diagnóstico diferencial para saber si es bacteriana o micótica. Ambas se resuelven con la aplicación de cremas o productos prescritos recomendados por un especialista. No es conveniente automedicarse, por ello, desde Podoactiva, siempre recomendamos acudir al profesional pertinente antes de tomar medicación.

 

CAMBIOS ENDOCRINOS

 

Cuando la sudoración excesiva se debe a cambios endocrinos deberíamos esperar a pasar ese desarrollo, paliando los signos y síntomas con desodorantes antitranspirantes.

 

Se observa en consulta la prevalencia en grupos que están haciendo dietas hiperprotéicas, ya que la ingesta excesiva de proteínas y lípidos incrementa el exceso de sudoración. Cabe destacar que es muy importante para el tema de la sudoración llevar una dieta equilibrada evitando el picante, los refrescos y la cafeínabeber mucha agua y utilizar talco o productos podológicos recomendados por un experto.

 

 

FACTORES EXTERNOS

 

Hay factores desencadenantes como el estrés, la ansiedad o la subida de temperaturas que favorecen la sudoración en determinados momentos.

 

CALZADO

 

Nuestros pies sudan más cuando llevamos zapatos muy cerrados en épocas calurosas o cuando están fabricados con materiales antitranspirantes, como el plástico. 

 

  

PATOLOGÍAS. Clasificación de las alteraciones relacionadas con la sudoración

 

Se pueden encontrar 3 tipos de problemas relacionados con la sudoración y clasificados según sus síntomas:

 

  • HIPERHIDROSIS. Es un exceso en la cantidad de sudoración y tiene relación con el aumento de tensión, nerviosismo y temperatura, asi como con las dietas, infecciones o con diferentes patologías crónicas.

 

  • BROMHIDROSIS. Nombre que se le da a un sudor con olor fuerte o desagradable, causado por cambios metabólicos (adolescencia) o por infecciones (micosis).

 

  • CROMOHIDROSIS. Trastorno en el que las glándulas producen sudoración con color, que se observa, sobre todo, en ropa blanca (calcetines, camisetas…).

 

La sudoración es un proceso necesario a través del cual se libera líquido: un 95% es agua y un 5% son sustancias como el cloruro sódico

 

CONSEJOS. ¿Cómo puedo evitar la sudoración?

 

Hay pequeños hábitos que pueden reducir, en la medida de lo posible, estas desagradables alteraciones sudoríparas. Te dejamos 5 consejos a seguir que mejorarán este problema:

 

  • Lava tus pies a diario y, sobre todo, seca muy bien la zona de los dedos para evitar que esa humedad de lugar a la aparición de hongos.

 

  • Cambia los calcetines todos los días y, si te sudan mucho los pies, incluso dos. Además, es recomendable apostar por materiales transpirables.

 

  • Sigue una dieta equilibrada e hidrátate.

 

  • Usa a diario desodorantes podológicos.

 

  • No utilices todos los días los mismos zapatos, altérnalos.

  

 

TRATAMIENTO. ¿Qué opciones terapéuticas tenemos para solucionar la sudoración excesiva?

 

Los avances tecnológicos y la investigación ayudan a ampliar el abanico terapéutico. Así pues, encontramos estas 3 soluciones:

 

1. Simpatectomía. Consiste en bloquear el sistema nervioso simpático local de la zona con botox. Este tratamiento suele durar de 6 a 8 meses, por lo que se tiene que repetir la terapia.

 

2. Iontoforesis. Se realiza con corrientes eléctricas, favoreciendo la entrada de medicamentos elegidos por el profesional.

 

3. Cirugía. Sería la opción final y consiste en resecar las glándulas sudoríparas de la zona a tratar de forma permanente. Esta técnica se utiliza en casos extremos.

 

Nuestro consejo más importante es acudir al especialista y sea él quien determine el tratamiento adecuado para cada caso.

 

 

¿PODEMOS VOLVER A TENER ESTE PROBLEMA?

 

Como en cualquier patología, el problema se resuelve, pero puede volver a aparecer ya que hay ciertos factores desencadenantes. Uno de ellos es el tipo de pie. Por ejemplo, los pies cavos (pies con mucho arco interno), por lo general tienen los dedos en garra, estando más juntos y apretados, dando lugar a una mayor fricción y a un mayor roce. Debido a esto, aumenta la temperatura, se disminuye la ventilación entre los mismos dando lugar a más sudoración y maceración del tejido provocando, en ocasiones, infecciones por hongos como es el pie de atleta.

 

En definitiva, nuestra recomendación es seguir estos consejos para evitar problemas de sudoración, pero cabe destacar que se trata de un proceso normal y necesario para las personas. 

 

En Podoactiva podemos ayudarte. Consulta tu clínica Podoactiva más cercana o contáctanos en el 974 231 280 o a través de [email protected]

 

Lucía Mondelo

Podóloga de Podoactiva Premier 

Artículos Relacionados
Con sus más de 250.000 glándulas sudoríparas , es frecuente que nuestros pies a veces sufran de mal...Leer más
La onicomicosis es una infección en las uñas, principalmente de los pies, causada en su mayoría por...Leer más
Seguramente, alguna vez has experimentado en primera persona cómo los dedos de tus pies y manos se...Leer más

Servicios Podoactiva recomendados:

Ver Comentarios
Nuevo Comentario
Plain text
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Encuentra tu clínica Podoactiva más cercana

Solicita Información sin compromiso

Síguenos en