Blog de Podoactiva

Callicidas: ¿Son recomendables?



Todos alguna vez hemos oído hablar de los populares y “milagrosos” callicidas para eliminar los incómodos callos en los piesdurezas o helomas plantares. Aunque años atrás, por desconocimiento, eran muy utilizados, actualmente los callicidas están totalmente desaconsejados por podólogos.

 

¿Qué son los callicidas?

Los callicidas están compuestos por un ácido, normalmente ácido salicílico. Este componente llega a quemar el callo o heloma, pero a su vez, también daña el tejido sano de los alrededores del pie. Cuando un paciente se aplica un callicida para eliminar un heloma, en un gran porcentaje de casos provoca otra lesión bastante más grave y severa.

 

Se desaconseja su uso porque los pacientes normalmente no van a conocer si su lesión es un heloma, callo, dureza o verruga plantar. Esto puede causar graves problemas para nuestros pies. Hay quien tampoco sabe que tiene otras patologías que pueden ser peligrosas con el uso de los callicidas.

 

 

 ¿Por qué los callicidas son peligrosos para la salud de los pies?

A pesar de todo lo que promete el producto, los podólogos profesionales no son nada partidarios del uso de callicidas. Estas son algunas de las razones por las cuales se desaconseja su uso:

 

  • Desconocimiento del paciente: Los pacientes en casa no saben al 100% si la lesión que tienen es un callo, un heloma, una dureza o una verruga plantar (además de otras patologías). Por ello, pueden tratar por error una verruga plantar (una infección vírica) como si fuera un callo o dureza (un engrosamiento de la piel por roce o fricción). Este error “casero” puede traer consecuencias muy negativas para nuestros pies. Por lo tanto, si se sufren estas lesiones en la piel, antes de utilizar callicidas en casa, es fundamental acudir al podólogo. El podólogo sabrá el origen de la lesión que tenemos y cuál es el tratamiento que hay que aplicar
  • No es una solución definitiva: Los callicidas son apósitos queratolíticos que se comercializan como la “solución definitiva” a estos problemas, pero realmente acaban empeorando la lesión. No elimina la causa del problema, simplemente genera una herida que cicatrizará, y en cuanto la piel esté reparada, volverá a generarse. Cuando las lesiones aparecen a nivel plantar, en la gran mayoría de casos tienen un componente biomecánico que se puede tratar realizando un correcto estudio biomecánico de la pisaday unas plantillas personalizadas.
  • Pueden producir quemaduras en la piel: Su mecanismo de acción es mediante agentes químicos, como el ácido salicílico, produciendo una quemadura de la piel con la que entran en contacto. Así, destruye la epidermis y dermis. Puede llegar incluso a afectar al tejido graso y al hueso. La quemadura producida por el callicida nunca es delimitada y específica en la zona de la lesión. También afecta a la piel sana, provocando irritación y más dolor.

 

 

En la imagen anterior se puede observar el pie de una paciente que acudió a nuestra consulta tras utilizar durante una semana una crema con alta concentración en ácido salicílico. Como se puede ver, el resultado fue una quemadura y maceración de la piel y dolor al apoyar el pie. Además, el heloma, que era la causa por la que había usado el callicida, no desapareció.

 

Tras tratarle de urgencia en una de nuestras clínicas Podoactiva, la paciente notó mejoría en 24 horas, pudiendo dormir y apoyar el pie sin dolor, y en 15 días el pie estuvo recuperado.

 

 

El uso de callicidas es muy peligroso para la salud de los pies. Ante la aparición de una dureza, callo, heloma u otra patología, lo mejor es acudir al podólogo para buscar el origen y tratar la lesión de forma profesional y en un centro especializado.

¿Tienes callosidades, durezas o helomas? En Podoactiva podemos ayudarte. Consulta tu clínica Podoactiva más cercana o contáctanos en el 974 231 280 o a través de info@podoactiva.com.

 

Carla Lanuza Cerzócimo
Podóloga de Podoactiva Huesca

Artículos Relacionados

Comentarios

Post A Comment