Blog de Podoactiva
España > Blog > Dedos en garra, mazo y martillo. Qué son, causas y tratamientos de estas deformidades de los dedos del pie

Dedos en garra, mazo y martillo. Qué son, causas y tratamientos de estas deformidades de los dedos del pie

Los dedos en garra, mazo o martillo son unas deformidades que se producen en los dedos de los pies (excepto en el hallux o dedo gordo).

 

Estos 4 dedos restantes están formados por 3 huesos (a diferencia de los dos huesos que forman el dedo gordo) y por varias articulaciones (que son la unión de dos huesos).

 

Cuando las articulaciones se doblan o flexionan más de lo habitual (por una presión continuada en los dedos o en la parte delantera del pie), es cuando se forman y desarrollan estas deformidades.

 

 

A continuación, analizamos en profundidad cada una de ellas, así como las causas, síntomas y tratamientos.

  

TIPOS DE DEFORMIDADES: GARRA, MAZO Y MARTILLO

 

Existen diferentes tipos de deformidades en función de la articulación que se ve afectada. Principalmente diferenciamos estas tres:

  

DEDO EN MAZO

 

La articulación flexionada es la más próxima a la punta del dedo.

DEDO EN MARTILLO

 

La articulación flexionada es la del medio

 

DEDO EN GARRA

 

En este tipo se produce una hiperextensión de la articulación metatarsofalángica y una flexión de la articulación interfalángica proximal y distal

 

En los dedos en garra y en los dedos en martillo hay que diferenciar entre dos tipos:

 

  • Flexible. Es aquella deformidad en la que al manipular el dedo, cuando comienza a aparecer esta patología, podemos lograr su extensión/flexión.
  • Rígida. Es aquella en la que no podemos corregir la deformidad al extender el dedo.

 

Estas deformidades pueden coexistir, de modo que un paciente puede tener dedos en garra, en mazo y en martillo al mismo tiempo.

  

 

 

 

SÍNTOMAS

 

El síntoma principal de estos tres tipos son su deformación, pero cabe la posibilidad de que el paciente no perciba la patología ya que los dedos se desvían lentamente y no se refleja estéticamente hasta pasar un tiempo. Hay otras señales que pueden alertarnos de que las sufrimos:

 

  • Durezas y callos en dorso o en la base del dedo.
  • Pulpejo de los dedos afectados producidos por el roce excesivo con el calzado.
  • Inflamación de las articulaciones interfalángicas.
  • Dolor en la práctica de deporte.
  • Dolor en la zona de la puntera del pie, que molesta a la hora de realizar actividades de la vida cotidiana como caminar cuesta arriba o cuesta abajo.

 

  

 

CAUSAS DE ESTAS DEFORMIDADES

 

-ORIGEN CONGÉNITO. Una de las causas de estas deformidades, aunque no es la más común, es su origen congénito. En el caso de que se diera esta circunstancia, se podrá diagnosticar a tiempo. El podólogo aconsejará al paciente sobre los zapatos que debería utilizar y los tratamientos más adecuados para solucionar el problema.

 

-CALZADO INADECUADO. La mayoría de los pacientes que acuden a nuestras consultas y sufren estas deformaciones utilizan calzado inapropiado que comprimen los dedos, como los zapatos de tacón, de punta muy estrecha o muy ajustados, los cuales hacen que se produzca un desequilibrio en tendones y músculos del pie favoreciendo la formación de esta deformidad.

 

Este tipo de calzado inadecuado influye directamente en el desarrollo y evolución de esta patología

 

 

 

-PROBLEMAS MUSCULARES O ARTICULARES. Otra de las causas que puede provocar dedos en garra deriva de problemas musculares o articulares producidos por juanetes, pies cavos, pies planos, pies valgos o lesiones que han afectado a la forma del hueso. Estos tipos de pies son los más propensos a tener este problema.

 

 

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA ESTA PATOLOGÍA?

 

El podólogo en consulta, a través de una exploración física, podrá afirmar esta sospecha diagnóstica de dedo en garra, mazo o martillo al observar la flexión del dedo.

 

Se recomienda realizar una radiografía para conocer de manera detallada el grado de afectación de la articulación

 

 

 

Por otro lado, también es aconsejable hacer un completo estudio biomecánico de la marcha y pisada. De este modo, en movimiento, el podólogo observará la deformidad del dedo y determinará de forma más precisa el grado del problema.

 

Cuando hay una marcha inestable, los dedos de los pies tienden a deformarse con la finalidad de “agarrarse” al suelo para mejorar la estabilidad del pie. 

 

 

TRATAMIENTOS PARA ESTA DEFORMIDAD DE LOS DEDOS DEL PIE

 

Respecto a los tratamientos, existen diferentes tipos dependiendo del grado de deformidad y rigidez (no es lo mismo tratar una deformidad "flexible" que "rígida"). A continuación, enumeramos los más utilizados:

 

 

PLANTILLAS PERSONALIZADAS

 

El uso de plantillas personalizadas ayuda a estabilizar el pie y evitar la deformidad de los dedos. En ocasiones, estas patologías derivan de una incorrecta forma de caminar de una persona.

 

ESTIRAMIENTOS

 

El estiramiento de los músculos extensores y flexores es recomendable para evitar el agarrotamiento de las articulaciones.

 

Realizar los ejercicios que nos indique el podólogo será esencial para evitar que el problema se agrave

 

 

ÓRTESIS DE SILICONA

 

El uso de órtesis de silicona a medida ayudan a corregir, paliar y frenar el avance de la deformidad. Este tratamiento puede ser determinante en etapas de la vida como niñez y adolescencia, ya que la deformidad será flexible y se podrán reducir los signos y síntomas.

 

CALZADO CORRECTO

 

Se recomienda utilizar un calzado de tamaño adecuado, amplio de horma y cómodo para evitar que los dedos queden apretados en su interior. Además, se recomienda evitar tacones altos y de punta estrecha, en la medida de lo posible. 

 

CIRUGÍA

 

Los tratamientos anteriores son conservadores, utilizados cuando la deformidad está en grado "flexible". El tratamiento quirúrgico se dará en casos más severos y "rígidos", cuando no se obtiene mejoría de forma conservadora.

 

La cirugía acaba con estas deformidades de manera definitiva ya que corrige el problema de base. El podólogo decidirá cuándo es necesaria, según cada caso.

 

Por lo general, en este tipo de cirugías el paciente se opera y no precisa de ingreso hospitaliario, pudiéndose así ir a casa el día de la intervención quirúrgica. Podrá apoyar el pie desde el mismo día de la cirugía utilizando un calzado post-quirúgico especial que se retirará en torno a las 3 semanas.

  

El paciente obtendrá una recuperación total en torno al mes de la intervención y podrá retomar su actividad deportiva en torno al mes y medio y los dos meses de la cirugía. 

 

 

¿Tienes o crees que padeces dedos en garra /mazo o martillo? En Podoactiva podemos ayudarte. Consulta tu clínica Podoactiva más cercana AQUÍ o contáctanos en el 974 231 280 o a través de [email protected].

 

 

 

Natalia García y María Herreros

Podólogas de Podoactiva

 

 

Artículos Relacionados
Los callos o callosidades son una patología muy frecuente y conocida entre la población, de hecho,...Leer más
¿QUÉ SON LOS JUANETES? El “juanete”, técnicamente denominado “ Hallux Valgus ”, es el engrosamiento...Leer más
La composición del cuerpo humano en general es asombrosa, pero cada pie es una “pequeña” obra...Leer más

Servicios Podoactiva recomendados:

Ver Comentarios
Eglis Ruiz

Me da una gran satisfacción de ver innovaciones en la rama de podología. Soy Licenciada en podologia graduada en Cuba. Actualmente viviendo en Perú y ve los avances en la podologia a nivel mundial y me agrada ver esto.

Ivonne

Buen día, me interesa una consulta y costo, saber donde se encuentran ubicados

Podoactiva

Buenas tardes Ivonne. Estamos presentes en varios centros y unidades. Para localizar su clínica más cercana y la información de contacto (dirección, email, teléfono…) puede hacerlo en el siguiente enlace, donde encontrará un mapa con todas las clínicas: https://goo.gl/4H2V0d.  Para conocer el precio exacto de los servicios (estudio biomecánico, plantillas personalizadas…) pregunte directamente con el centro, ya que dependiendo de las clínicas, convenios y demás acuerdos, el precio puede variar. Un saludo.

Conchi

Hace 4 meses me opere de un pie plano, y no ando bien cojeo ,,porque cuando ando se me encogen los dedos del pie y me duele un poco por donde dobla el pie, que puedo hacer, se me irá,,,, no estoy haciendo rehabilitación porque no hay por el virus gracias

Podoactiva

Buenos días Conchi. Es importante que siga las indicaciones de su cirujano. Desde aquí no podemos darle un diagnóstico adecuado, ya que sería necesario que uno de nuestros profesionales le viera en consulta. Si lo desea, en el enlace que le ponemos a continuación hay un mapa donde puede encontrar su clínica Podoactiva más cercana, así como toda la información de contacto de cada una de ellas: https://goo.gl/GP8Lsj. Un saludo.

 

Nuevo Comentario
Plain text
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Encuentra tu clínica Podoactiva más cercana

Solicita Información sin compromiso

Síguenos en