Blog de Podoactiva
España > Blog > Dedos en garra. Qué son, causas y tratamientos

Dedos en garra. Qué son, causas y tratamientos

Los dedos en garra son una deformidad que se produce en los dedos de los pies, excepto en el hallux (dedo gordo), debido a que la articulación metarso-falángica se estira de manera excesiva y las articulaciones de la parte media y extrema se flexionan.

 

Como curiosidad, comentar que el nombre de esta patología está relacionado con el aspecto físico del pie ya que esta deformidad hace que este se asemeje a la garra de un animal.

 

Hay que diferenciar entre dos tipos de dedos en garra:

 

  • Garra flexible: es aquella en la que al manipular el dedo podemos lograr su extensión.
  • Garra rígida: es aquella en la que no podemos corregir la deformidad al extender el dedo.

 

 

En la mayoría de ocasiones, la deformidad es flexible en sus estadios más tempranos, pero conforme pasa el tiempo y evoluciona la patología, pasará a ser semirrígida hasta convertirse, por último, en garra rígida.

 

CAUSAS DE ESTA PATOLOGÍA

 

Una de las causas de los dedos en garra, aunque no es la más común, es su origen congénito. En el caso de que se dé esta circunstancia, se podrá diagnosticar a tiempo. El podólogo aconsejará al paciente sobre los zapatos que debería utilizar y los tratamientos más adecuados para solucionar el problema como, por ejemplo, la cirugía o el uso de plantillas personalizadas. Además, para evitar la evolución de la patología, se pueden realizar diferentes ejercicios en casa como el estiramiento de los dedos afectados, entre otros.

 

La mayoría de los pacientes que acuden a nuestras consultas y sufren este problema utilizan calzado inapropiado que comprimen los dedos, como los zapatos de tacón, de punta muy estrecha o muy ajustados, los cuales hacen que se produzca un desequilibrio en tendones y músculos del pie favoreciendo la formación de esta deformidad.

 

 

Así pues, cabe destacar que el tipo de calzado que se utilice es un factor que influye en gran medida en el desarrollo y evolución de la patología, pero hay que matizar que no todas las personas que lleven calzado de estas características desarrollan dedos en garra.

 

No obstante, es recomendable saber qué modelo de calzado es el más adecuado para evitar problemas como estos. Por ejemplo, se aconseja no utilizar zapatos de más de 4 centímetros de tacón ya que el calzado de mayor altura provoca que los dedos se encojan.

 

En este enlace te dejamos un artículo sobre los tipos de calzado y qué aspectos hay que tener en cuenta según la ocasión.

 

Otra de las causas que puede provocar dedos en garra deriva de problemas musculares o articulares producidos por juanetes, pies cavos, pies planos, pies valgos… o lesiones que han afectado a la forma del hueso. Estos tipos de pies son los más propensos a tener este problema.

 

En definitiva, sea cual sea el motivo, si padeces esta patología es recomendable acudir al podólogo para que señale las pautas a seguir y utilizar un calzado cómodo que no agrave la situación.

 

El tipo de calzado es un factor que influye en el desarrollo y evolución de los dedos en garra.

 

SÍNTOMAS

 

Los dedos en garra afectan a las articulaciones de los dedos y el síntoma principal es su deformación, pero cabe la posibilidad de que el paciente no perciba la patología ya que los dedos se desvían lentamente y no se refleja estéticamente hasta pasar un tiempo. No obstante, hay otras señales que pueden alertarnos de que la sufrimos.

 

Entre los síntomas de los dedos en garra encontramos:

 

  • Durezas y callos en dorso.
  • Pulpejo de los dedos afectados producidos por el roce excesivo con el calzado.
  • Inflamación de las articulaciones interfalángicas.
  • Dolor en la práctica de deporte.
  • Dolor en la zona de la puntera del pie, que molesta a la hora de realizar actividades de la vida cotidiana como caminar cuesta arriba o cuesta abajo.

 

Si padeces alguno de estos síntomas, te recomendamos acudir al podólogo. Se debe recordar que los dedos en garra son un problema que se puede solucionar si se diagnostica a tiempo puesto que se puede aplicar un tratamiento logrando evitar, en la medida de lo posible, la cirugía.

 

CÓMO SE DIAGNOSTICA

 

El podólogo podrá afirmar en consulta que se trata de un caso de dedo en garra al observar la flexión del dedo derivada de la extensión de la articulación metarso-falángica. Además, se recomienda realizar una radiografía para conocer de manera detallada el grado de desviación del dedo.

 

Por otro lado, también es aconsejable hacer un completo estudio biomecánico de la marcha y pisada. De este modo, en movimiento, el podólogo observará la deformidad del dedo y determinará de forma más precisa el grado del problema.

 

 

 TRATAMIENTOS

 

Respecto a los tratamientos, existen diferentes tipos dependiendo del grado de deformidad y rigidez. A continuación, enumeramos varios de ellos:

 

 

- Plantillas personalizadas

 

El uso de plantillas personalizadas ayuda a evitar la retracción del dedo en garra. En ocasiones, esta patología deriva de la forma de caminar de una persona. Por este motivo, las plantillas también podrían ser el tratamiento acertado. 

 

Comentar que estaríamos hablando de lo que se denomina tratamiento conservador, ya que el objetivo es corregir o compensar la deformación.

 

Recuerda que prevenir es tan importante como aplicar un tratamiento.

 

-Estiramientos

 

El estiramiento de los músculos extensores y flexores es recomendable ya que así se evita el agarrotamiento encontrando la posición correcta del dedo. Realizar los ejercicios que indique el podólogo puede ser esencial para evitar que se agrave el problema.

 

 

-El uso de ortesis de silicona

 

El uso de ortesis de silicona a medida ayudan a corregir, paliar y frenar el avance del dedo en garra. Este tratamiento puede ser determinante en etapas de la vida como niñez y adolescencia, ya que el dedo en garra será flexible y se podrán reducir los síntomas de la deformidad evitando que se agrave.

 

-Cirugía

 

El tratamiento quirúrgico suele darse en casos más severos cuando no se obtiene mejoría de forma conservadora. Destacar que la cirugía acaba con el problema de los dedos en garra de manera definitiva pues corrige el problema de base.

 

Así pues, los dedos en garra constituyen una patología que tiene solución si se detecta a tiempo. Un estudio biomecánico de la pisada determinará el grado de rigidez, nos permitirá localizar el origen de la patología y, de este modo, se podrá determinar el mejor tratamiento para cada paciente.

 

 

  

En Podoactiva podemos ayudarte. Consulta tu clínica Podoactiva más cercana AQUÍ o contáctanos en el 974 231 280 o a través de [email protected].

 

CASO CLÍNICO

 

Como hemos comentado al principio del artículo, muchos de nuestros pacientes acuden a nuestras consultas con esta patología. Lo analizamos.

 

Se trata de un caso clínico de un paciente de 42 años que nos visita por un dolor en la planta del pie derecho, concretamente, en la zona externa.

 

Tiene la deformidad del quinto dedo en garra desde la infancia pero nunca ha tenido ningún problema a la hora de calzarse ya que conoce qué modelos de calzado le resultan cómodos para su vida diaria.

 

El dolor en la zona de la planta del pie es causado por el hiperapoyo que se produce en el quinto metatarsiano (zona externa del pie) debido al dedo en garra.

 

Los profesionales de Podoactiva le explican al paciente que la opción de tratamiento mediante cirugía es la más razonable debido al grado de deformidad. Aun así, el paciente prefiere no operarse y solucionar el problema (aunque sea parcialmente) mediante un tratamiento conservador.

 

A partir de un estudio biomecánico de la pisada, se realizan unas plantillas personalizadas para ambos pies. El objetivo principal de la plantilla derecha es disminuir la fase de varo con una contención intrínseca angulada a los grados necesarios y descarga del quinto metatarsiano. También se aumenta la función del primer metatarsiano mediante elementos específicos en la zona de antepié de la plantilla.

 

En definitiva, es muy importante visitar al podólogo tengas o no síntomas de esta patología u otras. Lo recomendable es acudir a un experto una vez al año.

 

 

Natalia García

Podóloga de Podoactiva

 

 

Artículos Relacionados
¿QUÉ SON LOS JUANETES? El “juanete”, técnicamente denominado “ Hallux Valgus ”, es el engrosamiento...Leer más
La cirugía de mínima incisión o mínimamente invasiva del pie es una técnica escogida por muchos...Leer más
¿EN QUÉ CONSISTE LA FASCITIS PLANTAR? La fascia plantar es una banda de tejido elástico que va...Leer más

Servicios Podoactiva recomendados:

Ver Comentarios
Eglis Ruiz

Me da una gran satisfacción de ver innovaciones en la rama de podología. Soy Licenciada en podologia graduada en Cuba. Actualmente viviendo en Perú y ve los avances en la podologia a nivel mundial y me agrada ver esto.

Ivonne

Buen día, me interesa una consulta y costo, saber donde se encuentran ubicados

Podoactiva

Buenas tardes Ivonne. Estamos presentes en varios centros y unidades. Para localizar su clínica más cercana y la información de contacto (dirección, email, teléfono…) puede hacerlo en el siguiente enlace, donde encontrará un mapa con todas las clínicas: https://goo.gl/4H2V0d.  Para conocer el precio exacto de los servicios (estudio biomecánico, plantillas personalizadas…) pregunte directamente con el centro, ya que dependiendo de las clínicas, convenios y demás acuerdos, el precio puede variar. Un saludo.

Nuevo Comentario
Plain text
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Encuentra tu clínica Podoactiva más cercana

Solicita Información sin compromiso

Síguenos en