Blog de Podoactiva
España > Blog > ¿Arrastras los pies al caminar? Analizamos las causas de esta marcha

¿Arrastras los pies al caminar? Analizamos las causas de esta marcha

Los pies de una persona son únicos, no hay dos iguales, y su forma de caminar también es única.

 

En el mundo de la podología existe una dinámica de la marcha, es decir, una forma de caminar que se considera la “normal” (consiste en apoyar primero el talón e ir progresivamente bajando la puntera del pie para acabar despegando por los dedos). Pero...

¿Qué es normal? ¿Arrastrar los pies es normal? ¿cuáles son las causas?

 

 

 

Muchas personas, por diferentes motivos, arrastran los pies o los pegan al suelo en cada paso que dan. En este artículo analizamos las causas de esta dinámica de la marcha.

 

CAUSAS POR LAS QUE ARRASTRAMOS LOS PIES

  

-VEJEZ. A las personas de avanzada edad cada vez les cuesta más caminar y es frecuente ver como arrastran los pies en cada paso. La razón es porque la musculatura de sus pies y de sus piernas cada vez está más fatigada, provocando que todos esos músculos pierdan su elasticidad.

 

Acaban siendo más rígidos y tensos, por ello es más complicado levantar el pie del suelo para dar cada paso. 

 

-ALTERACIONES MOTORAS O ENFERMEDADES NERVIOSAS. Enfermedades como el parkinson, trastorno neurodegenerativo que afecta al sistema nervioso, y la esclerosis múltiple, entre otras, son enfermedades que influyen en aspectos como la fuerza muscular, el equilibrio, la coordinación e incluso a la propia conciencia que tenemos sobre de nuestro cuerpo. A raíz de todo ello, la marcha sufre alteraciones y los pies pueden ser arrastrados.

 

 

 

-LESIONES Y CALZADO AJUSTADO. Aunque este motivo es algo puntual, muchas veces, a causa de ampollas, rozaduras, callos, calzado muy apretado o inflamación por una lesión, podemos arrastrar los pies para evitar ese dolor o molestia que nos provocaría al apoyarlos en el suelo una y otra vez.

 

-SOBRECARGA DE LOS TIBIALES. Esta musculatura, aparte de ser la encargada de evitar que se aplane en exceso nuestro arco del pie, también tiene un componente biomecánico ayudando a nuestros pies a despegar del suelo. Cuando se sobrecarga mucho esta musculatura, al caminar o correr se nos tensa y va subiendo esa tensión por la zona delantera de la pierna, costando más levantar el pie del suelo y comenzamos a arrastrarlos progresivamente. 

 

-ESTADO DE ÁNIMO. No cabe duda que el estado de ánimo afecta a nuestra postura y, por lo tanto, a nuestra forma de caminar.

 

Cuando estamos tristes o decaídos solemos ir encorvados, cabizbajos y realizamos una marcha más lenta y con pasos más cortos, por lo que al levantar menos el pie del suelo solemos arrastrarlo más.

 

 

 

-CANSANCIO. Por la noche, tras un día de intensa actividad y estrés (ya sea por el trabajo o por practicar nuestro deporte favorito) es normal que caminemos más "lentos" y arrastremos un poco los pies

 

Por las mañanas estamos mucho más activos que por la noche, ya que el cansancio se acumula

 

-ACORTAMIENTO DE LA MUSCULATURA POSTERIOR. Cuando tenemos mucha tensión en la musculatura que engloba el gemelo, sóleo, tendón de Aquiles e isquiotibiales, nos provoca una marcha de puntillas, produciendo un elevamiento del talón precoz en cuanto contactamos con el suelo y echando todo el peso de nuestro cuerpo sobre la parte delantera los pies; dando la sensación sobre todo de arrastrar las punteras de los pies y desgastando el calzado por esa parte.

 

-TIPO DE PIE. Normalmente suele ir más asociado a un pie plano o valgo, por lo que hemos dicho del descenso del arco y se suele ver más en niños. A partir de los 4 años es cuando empieza a formarse el ALI (Arco Longitudinal Interno) o arco interno del pie, a lo que se nos puede juntar también un desequilibrio muscular de la cadena posterior.

 

Es más frecuente ver en edades infantiles niños que arrastran los pies e incluso que se tropiecen.

 

 

 

TRATAMIENTO ¿QUÉ PUEDO HACER?

 

Tratamiento como tal para esta forma de pisar no hay, pero si arratrar los pies al caminar se vuelve algo muy frecuente, doloroso, o simplemente molesto, es fundamental acudir a un especialista para buscar el origen de esta dinámica de la marcha. 

 

Existen investigaciones que demuestran que cuando uno se encuentra bien camina mejor, así que “PISA BIEN, VIVE MEJOR”

 

En Podoactiva podemos ayudarte. Consulta tu clínica Podoactiva más cercana AQUÍ o contáctanos en el 974 231 280 o a través de [email protected].

 

 

CLÍNICA PODOACTIVA SAGASTA

Alejandro Adrada

Pilar Bolsa

Sofía Laseo

Laura Marín

Carlos Martin

Almudena Sánchez

 

Artículos Relacionados
Al finalizar del día muchos observamos que nuestros pies no tienen el mismo aspecto que cuando nos...Leer más
Cuando vamos a comprar calzado , siempre tenemos en mente nuestra talla de pies para probarnos las...Leer más
Todos alguna vez hemos sufrido ampollas o rozaduras en la piel los pies . Esta incómoda lesión...Leer más

Servicios Podoactiva recomendados:

Ver Comentarios
Nuevo Comentario
Plain text
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Encuentra tu clínica Podoactiva más cercana

Solicita Información sin compromiso

Síguenos en