Blog de Podoactiva

¿Tienes una uña del pie a punto de caerse o se ha caído ya? Descubre cómo actuar ante estas dos situaciones.



Un golpe en el dedo del pie, un pisotón, la caída de un objeto pesado, recibir impactos repetidos en la uña practicando un deporte o llevar un tipo de calzado inadecuado son situaciones cotidianas que pueden provocar la caída de la uña del pie. Pero…

¿Qué hago si veo que la uña se va a caer en los próximos días? ¿O si ya se ha caído? ¿Debo arrancarla si está suelta?

  

En este artículo te contamos qué debes hacer ante estas dos situaciones:

¿QUÉ HAGO SI LA UÑA DEL PIE ESTÁ A PUNTO DE CAERSE?

 

1. NO ARRANQUES LA UÑA

 

Si todavía no se ha caído la uña del pie, NO la arranques tu solo, aunque este suelta.

Una uña del pie debe caerse sola, y si fuese necesario quitarla por molestias o dolor tendría que intervenir un podólogo.

 

2. VISITA AL PODÓLOGO – ORIGEN Y TRATAMIENTO

Es fundamental acudir al podólogo para determinar la causa por la que se va a caer la uña. Si nos hemos dado un golpe no será “grave”, ya que sabemos el origen y es algo puntual y accidental, pero si no sabemos la causa, puede que tengamos hongos o una infección.

 

 

Conociendo el origen y la causa, el podólogo será el que determinará en consulta un tratamiento u otro, así como una seríe de recomendaciones a realizar en casa (limpieza, secado, vendaje, etc).

Dependiendo de cada caso, la uña se podrá extraer de forma rápida en consulta, con un poco de anestesia si no está del todo suelta o se dejará caer de forma natural (suele ser la opción más recomendada).

 

Por tamaño y ubicación en el pie, la uña del dedo gordo suele ser la más afectada.

 

¿QUÉ HAGO SI LA UÑA YA SE HA CAÍDO?

1. VISITA AL PODÓLOGO

 

Al igual que en la situación anterior, es fundamental conocer el origen y la causa de la pérdida de la uña (ya sea por un golpe accidental o una infección por hongos).

 

El podólogo supervisará que el crecimiento de la nueva uña es saludable, para evitar problemas futuros

El crecimiento de las uñas de los pies depende de varios factores, pero puede tardar en crecer entre 12 y 18 meses, ya que crecen más lento que las de las manos.

 

2. CUIDADOS E HIGIENE EN CASA

Tras la revisión en consulta, el podólogo nos dirá cómo cuidar la zona afectada sin uña. Es esencial mantener la zona de la uña limpia y seca.

Es recomendable limpiarla a diario con agua tibia y jabón neutro, sin olvidarte de secarla bien con cuidado.

3. PROTEGER LA ZONA DE LA UÑA

Una vez esté completamente limpia, seca y desinfectada, se tapará la zona con una venda o una gasa para evitar roces, pero es importante que no esté apretada para que no presione el dedo.

 

¿Necesitas ayuda o una consulta con nuestros profesionales? En Podoactiva podemos ayudarte. Consulta tu clínica Podoactiva más cercana AQUÍ o contáctanos en el 974 231 280 o a través de info@podoactiva.com.

 

José Vico

Podólogo de Podoactiva Retiro (Madrid)

 

Artículos Relacionados

Comentarios

Publicar un comentario