Blog de Podoactiva
España > Blog > Osteoporosis. Cómo afecta esta enfermedad a la biomecánica y a los pies

Osteoporosis. Cómo afecta esta enfermedad a la biomecánica y a los pies

¿QUÉ ES LA OSTEOPOROSIS?

 

La osteoporosis es una enfermedad sistémica caracterizada por la disminución de la densidad de la masa ósea, provocando que los huesos se vuelvan más porosos en su estructura.

 

Esto hace que la estructura interna de los huesos pierda fuerza y se incremente el riesgo de sufrir fracturas.

 

Las personas que padecen esta enfermedad se rompen con más frecuencia los huesos de la cadera, la columna o la muñeca.

  

Se estima que 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres mayores de 50 años sufrirá una fractura en algún hueso provocada por esta enfermedad.

 

TIPOS DE OSTEOPOROSIS

 

Hay 3 tipos de osteoporosis cuyas causas son diferentes:

 

1. OSTEOPOROSIS PRIMARIA

 

La osteoporosis primaria o posmenopaúsica es la más frecuente y la sufren, sobre todo, mujeres. Se debe a que la lesión en los huesos se desarrolla de forma más rápida tras la menopausia cuando los niveles de estrógeno bajan. Esta patología suele afectar a partir de los 60 años, pero en mujeres puede ser antes.

 

En algunas clasificaciones también se habla de osteoporosis senil y será la que afecte a partir de los 70 años. Es el doble de frecuente en mujeres y se debe a la falta de calcio y a la lenta regeneración de los huesos por la edad.

 

2. OSTEOPOROSIS SECUNDARIA

 

Esta puede derivar de otras patologías que afecten a los huesos como trastornos hormonales o medicamentos.

 

3. OSTEOPOROSIS IDIOPÁTICA

 

Es una forma de osteoporosis rara que afecta a los niños desde los 8 hasta los 14 años. No se conoce la causa pero los jóvenes serán más propensos a sufrir fracturas de huesos

 

El perfil de paciente más común es la mujer de edad avanzada, a partir de los 50 años, aunque se puede presentar también a otras edades y en hombres.

 

¿CÓMO AFECTA LA OSTEOPOROSIS A LOS PIES?

 

El hueso que se fractura con mayor frecuencia debido a la osteoporosis es el de la cadera. No está claro si primero se fractura la cadera y el paciente se cae o, si por el contrario, el paciente se cae y después se fractura la cadera. De cualquier modo, ante esta situación, el tratamiento suele ser la colocación de una prótesis mediante cirugía. Esta intervención implica que la articulación de la cadera cambie su rango de movimiento y que otras articulaciones adyacentes como la rodilla y pies tengan que asumir más trabajo.

 

A nivel biomecánico, es muy posible que, después de la fractura, pueda generarse una disimetría (diferencia de longitud de las piernas), provocando una cojera crónica al caminar.

 

Esto sucede porque la anatomía del paciente estaba conformada para la longitud de piernas previa a la rotura de hueso y, por ello, se generan patologías derivadas de una mala biomecánica.

 

 

Las cargas y los impactos que puede generar una mala forma de pisar o una cojera en las extremidades inferiores es un motivo a tener muy en cuenta para recomendar a cualquier paciente que sufre osteoporosis y le ha sucedido esto que se realice un estudio biomecánico, pues en ocasiones un calzado adecuado o un  tratamiento de plantillas personalizadas que disipen las fuerzas puede prevenir muchos problemas en articulaciones y otras zonas como espalda, rodillas o tobillos.

 

Cualquier paciente que sufre osteoporosis o consecuencias de esta patología como una rotura de cadera debería realizarse un estudio biomecánico para detectar posibles disimetrías y poder tratarlo con plantillas personalizadas. 

 

SÍNTOMAS. ¿QUÉ SEÑALES INDICAN QUE SUFRES OSTEOPOROSIS?

 

La osteoporosis se ha conocido durante años como "epidemia silenciosa" porque es una patología que no tiene síntomas ya que el dolor se produce tras fracturarse el hueso, pero no aparece antes.

 

Esto era (y en muchas ocasiones es) un problema ya que los expertos no podían reducir el riesgo puesto que no existían alteraciones en los análisis médicos básicos.

 

Por ello, en la actualidad, para realizar el diagnóstico, los especialistas si tienen alguna sospecha realizan:

 

- Una biopsia del hueso para extraer una pequeña muestra y analizarla.

 

- Una radiografía. Esta prueba solo se verá la osteoporosis cuando la enfermedad ya esté avanzada.

 

- Una densitometría ósea. Gracias a esta prueba se identifica el estado de salud de los huesos pudiendo predecir si existen posibilidades de sufrir fracturas, comprobar la fuerza de los huesos y realizar un seguimiento después de aplicar un tratamiento adecuado.

 

Muchos pacientes sufren fracturas por estrés en el segundo dedo del pie por sufrir osteoporosis.

 

 

CAUSAS. 10 FACTORES DE RIESGO QUE PUEDEN PRODUCIR OSTEOPOROSIS

 

Entre los factores de riesgo que desencadenan esta enfermedad encontramos:

 

1. SEXO. Es más frecuente en las mujeres que en los hombres.

 

2. EDAD. Cuanto más avanzada es la edad, más delicados tienes los huesos.

 

3. ANTROPOMETRÍA. El tamaño del cuerpo pequeño y la delgadez generan más probabilidad de padecer osteoporosis.

 

4. ANTECEDENTES FAMILIARES. Existe componente genético que aumenta las posibilidades de padecerla.

 

En España, aproximadamente 2 millones de mujeres sufren osteoporosis, la mayoría tras la menopausia.

 

 

Los factores de riesgo anteriores no se pueden modificar, ni se puede aplicar tratamiento sobre ellos. Sin embargo, existen otros factores de riesgo que sí que son controlables mediante una terapia adecuada:

 

5. HORMONAS SEXUALES. La disminución de los niveles de estrógenos cuando se acaba la menstruación aumenta las posibilidades de desarrollar osteoporosis. En el caso de los hombres sucede lo mismo cuando baja el nivel de testosterona.

 

6. ANOREXIA NERVIOSA. Genera un desequilibrio nutricional y aumenta las posibilidades de padecer osteoporosis.

 

7. CALCIO Y VITAMINA D. Si se encuentran niveles bajos de calcio y vitamina D es más fácil que se desarrolle la osteoporosis. Esto se puede suplir con la alimentación adecuada.

 

8. MEDICAMENTOS. Algunos medicamentos tienen efectos adversos que aumentan las posibilidades de desarrollar osteoporosis.

 

9. ACTIVIDAD FÍSICA. El sedentarismo y la no activación de cargas en los huesos los debilita de forma lenta. El hueso está preparado para soportar cargas, si no se atrofia.

 

10. TABACO Y ALCOHOL. Según estudios, el tabaquismo y el consumo de alcohol generan una pérdida de hueso y aumentan las posibilidades de desarrollar osteoporosis.

 

Seguir una dieta equilibrada desarrollada por un profesional que sea rica en vitamina D y alimentos con calcio será positivo para frenar el avance de la osteoporosis.

 

 

TRATAMIENTO. ¿CÓMO SE PUEDE RALENTIZAR EL PROBLEMA?

 

El tratamiento dependerá de factores como el riesgo de fractura, el avance de la enfermedad, la edad... es decir, de las circunstancias y condiciones de cada paciente.

 

No obstante, es recomendable que las mujeres que tengan alrededor de 65 años y los hombres antes de los 70 años, acudan al especialista para realizar un examen.

 

El especialista será quien, tras estudiar el caso, recomiende seguir un tratamiento u otro. La prevención es clave en esta patología y detectarla a tiempo puede evitar problemas futuros

 

 

 

CONSEJOS. 5 RECOMENDACIONES PARA PACIENTES CON OSTEOPOROSIS 

 

1. SEGUIR UNA DIETA RICA EN CALCIO

 

Los alimentos ricos en calcio son muy beneficiosos para tus huesos. Poder aportar este elemento de forma natural con una dieta equilibrada es muy importante, pero si no se consigue, es recomendable visitar al especialista por si hiciesen falta complementosLácteos (leche, queso, yogures...), frutasverdurapescado... te puede ayudar a prevenir la osteoporosis.

 

2. TOMAR EL SOL

 

La vitamina D es necesaria y se obtiene de los rayos del sol. Por ello, con moderación para evitar otros problemas, es recomendable tomar el sol entre 15 y 20 minutos cada día.

 

3. MINIMIZAR LOS RIESGOS DE CAÍDA

 

Es esencial evitar los riesgos de caída, así como visitar al oculista para revisar la vista. Un andador o bastón que acompañe cada paso será de gran ayuda.

 

Fíjate bien por donde caminas y utiliza unos zapatos adecuados para evitar tropiezos o resbalones

 

 

4. PRACTICAR EJERCICIO

 

El sedentarismo afecta negativamente a nuestro cuerpo y, por ende, a nuestros huesos. Por ello, es recomendable realizar alguna actividad como caminar al menos 3 veces a la semana. Además, cuidar las posturas en el día a día, sobre todo a la hora de coger pesos, será fundamental para evitar lesiones. 

 

5. VISITAR AL PODÓLOGO

 

Es importante visitar al podólogo al menos una vez al año, pero es fundamental realizarse un estudio biomecánico de la pisada. Un tratamiento como son las plantillas personalizadas puede ser clave a la hora de mejorar la estabilidad y evitar dolencias en otras zonas.

 

Si se quiere reducir la posibilidad de sufrir problemas en los huesos, será fundamental llevar un estilo de vida saludable desde la infancia para lograr que estos se fortalezcan.

 

Llevar plantillas personalizadas beneficia a muchos de los pacientes que visitan nuestros centros. En el caso de aquellos que han sido operados, por ejemplo, de cadera, mejora su calidad de vida evitando otras lesiones. No obstante, como siempre les decimos, la prevención es clave y, por ello, es fundamental visitar a un especialista si se tienen antecedentes familiares, algún tipo de síntoma o se llega a la edad de riesgo.

 

 

¿Sufres osteoporosis? En Podoactiva podemos ayudarte. Consulta tu clínica Podoactiva más cercana AQUÍ o contáctanos en el 974 231 280 o a través de [email protected]

 

  

 

Artículos Relacionados
La composición del cuerpo humano en general es asombrosa, pero cada pie es una “pequeña” obra...Leer más
Cuando pensamos en fracturas solemos asociar este concepto a un traumatismo fuerte y brusco que...Leer más
Las personas que sufren osteogénesis imperfecta se caracterizan por tener unos huesos sumamente...Leer más

Servicios Podoactiva recomendados:

Ver Comentarios
Nuevo Comentario
Plain text
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Encuentra tu clínica Podoactiva más cercana

Solicita Información sin compromiso

Síguenos en