Blog de Podoactiva
España > Blog > Golpe en el dedo pequeño del pie, ¿por qué duele tanto? ¿cómo sé si el hueso está roto?

Golpe en el dedo pequeño del pie, ¿por qué duele tanto? ¿cómo sé si el hueso está roto?

Cuando caminamos descalzos por casa es habitual golpearnos el dedo pequeño del pie con la esquina de un mueble o con la pata de una mesa. Es en este momento cuando decimos que “hemos visto las estrellas”, ya que se produce uno de los dolores repentinos más insoportables y agudos.  Pero…

 

¿Cuál es la causa de este gran dolor? ¿Cómo sé si se ha fracturado el hueso del dedo?

 

 

 

  

CAUSAS DE ESTE DOLOR AGUDO

 

Está claro que no reaccionamos de la misma manera al dolor según la zona del cuerpo donde ocurra. En el caso del dedo pequeño del pie destacamos dos causas para este gran dolor:

  

-SORPRESA. Uno de los problemas principales de estos golpes fortuitos es que son inesperados y nos cogen totalmente desprevenidos. Nunca pensamos que somos tan torpes como para golpearnos con la pata de la cama o la esquina del armario (pero lo somos).

  

-TERMINACIONES NERVIOSAS. La principal causa de esta intensidad de dolor es sobre todo por la estructura anatómica y las terminaciones nerviosas que presenta el dedo pequeño del pie.

  

Muchos de los receptores nerviosos son superficiales, provocando así una señal muy rápida al sistema nervioso central que se activa cuando se produce el golpe, produciendo de forma muy repentina el dolor. Todo ello va acompañado del poco tejido adiposo (grasa) que hay en la zona, que hace que el dedo pequeño sea aún más sensible.

 

Los pies son sin duda una de las zonas del cuerpo donde más notamos el dolor de un golpe, de un corte o de cualquier otra lesión. 

 

 

 

Realmente este dolor tan fuerte tiene un objetivo:

 

Avisarnos de que tenemos que protegernos de algo que está pasando. En este caso, quedarnos quietos tras el golpe y evitar que acabe en rotura o en algo peor. Por decirlo de alguna manera, es una advertencia de nuestro cuerpo.

   

FRACTURA DE LOS HUESOS DEL DEDO

 

El dedo pequeño del pie está formado por 3 huesos pequeños y frágiles. No es extraño que alguno de ellos se rompa tras un golpe contra la pata de la cama o la esquina de un armario.

  

Si tras el golpe el dolor desaparece al poco rato y no tenemos más molestias, solo habrá sido un susto y un dolor puntual,

 

Si pasan más de 30 minutos y el dedo sigue doliendo, se inflama y empieza a cambiar de color (tonos morados en el dedo y alrededor de él) es probable que se haya fracturado

 

 

 

  

En este caso lo primero que debemos hacer es acudir a un especialista para que determine, a través de un diagnóstico y una radiografía, si hay fractura de la falange. Si efectivamente hay rotura, será el profesional quien dará las pautas para su tratamiento (inmovilización, cirugía, reposo, etc.)

 

 

PREVENCIÓN Y CURIOSIDAD – FRACTURA DEL SONÁMBULO

 

La mayoría de estos golpes se suelen producir por la noche, con la luz apagada y descalzos, por eso mismo también se le conoce como la “Fractura del sonámbulo”. 

 

Para evitar el golpe es importante seguir algunas pautas de prevención cuando nos levantamos de la cama a mitad de noche:

 

  • Ponernos unas zapatillas de estar por casa para proteger el pie.
  • Encender algún tipo de luz (móvil, lámpara de noche, etc.) 
  • Mirar donde pisamos en cada momento.

 

 

 

 

En Podoactiva podemos ayudarte. Consulta tu clínica Podoactiva más cercana AQUÍ o contáctanos en el 974 231 280 o a través de [email protected].

 

 

PODOACTIVA SAGASTA

Alejandro Adrada

Pilar Bolsa

Sofía Laseo

Laura Marín

Carlos Martin

Almudena Sánchez

 

 

Artículos Relacionados
Al finalizar el día muchos observamos que nuestros pies no tienen el mismo aspecto que cuando nos...Leer más
Durante muchos años se ha extendido el “ rumor ” de que el dedo pequeño del pie ha perdido su...Leer más
La composición del cuerpo humano en general es asombrosa, pero cada pie es una “pequeña” obra...Leer más

Servicios Podoactiva recomendados:

Ver Comentarios
Nuevo Comentario
Plain text
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Encuentra tu clínica Podoactiva más cercana

Solicita Información sin compromiso

Síguenos en