Blog de Podoactiva

Calzado infantil. 5 claves para detectar si el calzado del niño se le ha quedado pequeño



Escoger la talla de zapato correcta, tanto para niños como para adultos, es muy importante. Acertar en la talla del calzado infantil puede resultar difícil, pero saber si el zapato ha quedado pequeño también puede resultar una tarea complicada, sobre todo, cuando ellos mismos no lo comunican a sus padres.

Los niños crecen muy rápido y en cuanto nos descuidamos, el zapato le queda justo o incluso pequeño. Es importante estar atentos para que esto no suceda.

¿CÓMO DETECTAR SI LA TALLA DEL CALZADO YA NO ES LA CORRECTA A SU PIE?

En primer lugar, lo más importante es preguntarles y hablar con ellos periódicamente para saber si están a gusto y si caminan bien con su calzado habitual. No obstante, según su edad, quizá no pueden transmitirnos con claridad cómo se sienten. Por ello, los 5 factores que se deben tener en cuenta para saber si el calzado ha quedado pequeño son los siguientes:

 

1. ROJEZ O ROZADURA

Si al retirar el calzado al niño el pie presenta alguna rojez, rozadura o ampolla significa que el pie está comprimido en el interior del calzado en dicha zona. ¡Es hora de cambiar de talla!

 

2. PRESIÓN EN LA PUNTERA

Si al quitar el zapato la zona de los dedos aparece más desgastada o sus dedos tienen marcas significa que el calzado le queda justo.

Un calzado que le queda pequeño puede dar lugar a que las uñas de los dedos se curven hacia arriba o aparezcan los dedos en garra.

 

3. PLANTILLA PERSONALIZADA MARCADA

Si al revisar las plantillas personalizadas o extraíbles vemos que, en la huella de sudor, los dedos de los pies están muy próximos a la puntera significa que no hay un centímetro de holgura para que el pie tenga movimientos en su interior.

 

4. DIFICULTAD PARA CALZARSE

Si el niño tiene cada vez más problemas para ponerse la zapatilla, es probable que el motivo principal sea que se ha quedado pequeño y esta “forzando” los materiales.

 

5. PRUEBA DEL DEDO

Con el zapato desabrochado, si no puedes meter un dedo de la mano entre la zona del talón y el zapato significa que el pie está comprimido dentro del calzado.

 

A la hora de comprar el calzado, puedes dibujar el contorno del pie del niño en una hoja y recortarlo, meter este recorte en el zapato y comprobar si es la talla correcta.

Descubre en nuestro artículo  “Talla calzado infantil” cómo calcultar la talla correcta para los zapatos de los más pequeños con un boli y un folio.  

En definitiva, estos 5 trucos pueden servir a los padres como guía, pero lo recomendable es acudir a la consulta del podólogo para revisar la salud de los pies de los niños y preguntar en zapaterías especializadas en calzado infantil.

Pide cita con nuestros especialistas en podología infantil en las clínicas y centros Podoactiva o llamando al 974 23 12 80 y descubre los protocolos específicos para el diagnóstico y patologías del pie y de la marcha en los niños. La prevención es la clave.

Calzados Carrilé y Podoactiva

www.carrile.es

 

Artículos Relacionados

Comentarios

Publicar un comentario