fbpx ¿Pronas o Supinas? | Blog Podoactiva
Blog de Podoactiva
España > Blog > ¿Pronas o Supinas? La importancia de conocer tu forma de pisar

¿Pronas o Supinas? La importancia de conocer tu forma de pisar

En los últimos años, ésta ha pasado a ser una pregunta muy típica dentro del ámbito deportivo "¿Pronas o supinas?". La importancia real a esta pregunta reside en saber que al igual que es positivo conocer la forma de pisar, puede resultar altamente negativo el hecho de que alguien piense que un estudio biomecánico de la marcha se simplifica en encontrar respuesta a esta simple cuestión. O peor aún, que el dependiente de una tienda de deporte crea que contestando a esta pregunta está realizando un diagnóstico clínico sobre si la forma de pisar puede estar relacionada con una lesión presente o futura.

 

En realidad, la pregunta de pronas o supinas tiene algo de “trampa”, ya que casi todas las personas nospodríamos arriesgar a contestar la famosa respuesta en los exámenes tipo test: A y B son ciertas. La gran mayoría de los mortales contactamos con el suelo por la zona externa del talón (o sea supinando) y la totalidad despegamos por el primer o segundo dedo, por lo que en algún momento del paso hemos de pasar de estar apoyados en la zona externa a hacerlo en la interna (es decir, “pronar”)

 

El objetivo de esta entrada del blog es desmitificar el valor absoluto de la afirmación de ser pronador o supinador. El estudio que se realiza en una tienda de deporte está indicado (y hay sitios donde este asesoramiento lo hacen francamente bien) exclusivamente para recomendarnos qué zapatilla puede ser mejor para nuestro caso en función de varios parámetros (peso, superficie sobre la que practiquemos el deporte y también el hecho de si tenemos una pronación o supinación muy acentuada). En los casos apropiados, se nos puede indicar una zapatilla que lleve más control de pronación o supinación (que en la práctica se traduce en aumentar las contenciones internas o externas de la zapatilla). Hay multitud de tiendas de deporte donde este asesoramiento se hace de forma muy profesional y competente.

 Una cosa es aconsejar una zapatilla y otra muy distinta valorar si la forma de pisar puede tener relación con una patología presente o futura.

 

Mi consejo siempre va a ser que en caso comprar alguna zapatilla que incorpore estos sistemas, sea siempre con un control ligero de la pronación o la supinación, ya que un calzado que limite mucho la supinación o la pronación pueden tener consecuencias negativas en nuestra salud. Es muy importante entender que el hecho de “pronar” es el gesto que permite realizar al pie su función amortiguadora. Recordemos que el pie está formado por 28 huesos, que se unen en 33 articulaciones y tiene más de 100 tendones. Toda esta arquitectura está así de compartimentada fundamentalmente para que al pronar, el pie pueda generar pequeños movimientos que absorban el impacto del paso (que puede llegar a ser de cuatro veces nuestro peso en el pie de apoyo al correr). Si limitamos en exceso la pronación, es el mismo efecto que si a un coche le quitamos los amortiguadores. No tardarán en aparecer problemas en el ”piso de arriba”, sobre todo en la rodilla, ya que su estructura no está pensada para amortiguar. Ese papel se reserva al pie gracias a su pronación.

 

 

Por lo tanto, para los corredores que tengan una pisada “razonablemente buena” lo ideal sería usar zapatillas neutras o con un ligero control de pronación y el asesoramiento de un dependiente formado puede ser suficiente para ello. Cuando sospechemos que nuestra pisada no sea correcta, lo ideal es realizar un estudio biomecánico completo en una clínica especializada en podología deportiva (posición estática, rango articular y muscular, estudio dinámico, análisis cinemático de la carrera, etc.) y en los casos necesarios, realizar un soporte plantar personalizado (plantillas personalizadas) que compense los defectos de nuestra pisada. En el caso de usar plantillas personalizadas, es muy importante que la zapatilla sea neutra ya que si incorpora algún tipo de corrección sería un efecto parecido a llevar “gafas graduadas” sobre “lentillas graduadas”.

 

En definitiva, respondiendo a esta pregunta buscamos ayudar a que muchos deportistas (y no deportistas) conozcan estas dos famosas palabras y que se genere una mayor conciencia colectiva de que la forma de pisar puede tener importancia y efectos sobre nuestra salud.

 

 

VICTOR ALFARO SANTAFE

Podólogo Experto en Biomecánica

Responsable Podología Real Madrid

Responsable Podología y Biomecánica RFEA

Director General Podoactiva

Artículos Relacionados
A propósito de la entrada anterior en nuestro blog de José Víctor Alfaro sobre los beneficios de la...Leer más
La mayor parte de corredores, tanto profesionales como aficionados, han sufrido en alguna ocasión...Leer más
Cada vez son más personas las que deciden sumarse al running y, desde luego, es una de las mejores...Leer más

Servicios Podoactiva recomendados:

Ver Comentarios
Nuevo Comentario
Plain text
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Encuentra tu clínica Podoactiva más cercana

Solicita Información sin compromiso

Síguenos en