Blog de Podoactiva
Inicio > Blog de Podoactiva > Dedo pequeño del pie, ¿es cierto que va a desaparecer?

Dedo pequeño del pie, ¿es cierto que va a desaparecer?

Durante muchos años se ha extendido el “rumor” de que el dedo pequeño del pie ha perdido su función original y ya no tiene tanta utilidad para el ser humano como antes, pero…

¿es cierto que tiende a desaparecer? ¿Tiene alguna función?

  

 

Con el paso del tiempo, los dedos de los pies han ido cambiando su función original (la capacidad prensil que tenía para agarrar los objetos) con el objetivo de favorecer el equilibrio y el desplazamiento con la postura erguida que hoy nos caracteriza.

Esta pérdida de su función principal ha desembocado en la estructura actual de los dedos del pie.

 

De los cinco dedos del pie, el dedo gordo o primer dedo, es sobre el que recae el 80-85% de toda la estabilidad que proporciona el pie, actuando además como palanca propulsiva en la segunda y tercera fase de la marcha. A él, le siguen el resto de dedos hasta llegar al más pequeño.

Entonces… ¿EL QUINTO DEDO TIENE ALGUNA FUNCIÓN?

 

La respuesta es . El quinto dedo, aparte de ser un buen detector de obstáculos como las patas de las sillas, las camas y las esquinas de los muebles, tiene una función muy importante en el equilibrio del pie en cada paso que damos, ya que es un estabilizador externo.

 

A su vez, forma parte de los tres puntos de apoyo (trípode plantar) que soportan y reparten el peso en cada paso. Estos tres puntos de apoyo son el talón, la cabeza del primer metatarsiano (dedo gordo) y la cabeza del quinto metatarsiano (dedo pequeño).

Como en cualquier trípode, si alguna de las tres “patas” falla, el equilibrio se pierde o se reduce significativamente.

 

A su vez, por malos hábitos o falta de información, este dedo se ve afectado negativamente en el día a día por un uso incorrecto del calzado (como los zapatos de punta estrecha o los famosos zapatos de tacón). Es por ello que acaba sufriendo muchas lesiones que se podrían evitar con unos buenos hábitos.

 

En nuestras consultas de Podoactiva hemos atendido a pacientes que, por diversas razones (amputaciones, accidentes...), ya no tienen este quinto dedo. En la mayoría de los casos, además de ocasionar problemas de estabilidad externa, esta ausencia también ha provocado lesiones como durezas, callos o dolores en la parte externa del pie.

 

En definitiva, el dedo pequeño o quinto dedo es fundamental para aportar equilibrio y estabilidad en cada paso que damos.

 

Por ello, el "rumor" de su desaparición se quedaría solo en eso, un mito. 

 

Daniel Fernandez y Alejandro Peña

Podólogo de Podoactiva

Artículos Relacionados
Los pies son una parte muy importante de nuestro cuerpo ya que soportan todo nuestro peso, nos...Leer más
Muchas personas tienen la costumbre de crujirse los dedos y, quizá, hasta tú mismo lo haces. Este...Leer más
¿Qué es? La uña incarnada u onicocriptosis (también llamada erróneamente uña "encarnada") es una...Leer más

Servicios Podoactiva recomendados:

Ver Comentarios
Nuevo Comentario
Plain text
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Encuentra tu clínica Podoactiva más cercana

Solicita Información sin compromiso

Síguenos en