Blog de Podoactiva

Síndrome de Sudeck: Qué es, causas y tratamientos



Cada 7 de noviembre se celebra el Día de Visibilidad del síndrome de Sudeck. Esta patología, también conocida como Síndrome del Dolor Regional Completo, afecta a miles de personas en todo el mundo. Es multisintomática y multisistémica, y se caracteriza por un dolor fuerte e incapacitante sobre todo en las extremidades. Es un trastorno neurológico generado por una reacción errónea del organismo ante traumatismos, fracturas o movilizaciones, entre otros. Si no se trata, puede provocar una discapacidad a largo plazo.

 

¿Qué es el síndrome de Sudeck?

El síndrome de Sudeck afecta al sistema nervioso simpático, el que aumenta la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la frecuencia respiratoria y también hace que los vasos sanguíneos se estrechen. El dolor suele ir acompañado de hinchazón, piel brillante y con edema, pérdida de fuerza y cambios en el color y la temperatura de la piel. Se caracteriza por la aparición de un dolor crónico persistente tras un traumatismo. Es un trastorno neurológico que se genera debido a una reacción errónea del organismo ante traumatismos, cirugías, fracturas, inmovilizaciones, entre otros.

 

síndrome sudeck

 

La sintomatología del síndrome de Sudeck puede ser muy limitante y se singulariza por el dolor ardiente, rigidez, hinchazón y sensibilidad al tacto. Puede variar en su intensidad y afecta sobre todo a las extremidades superiores o inferiores (manos, pies, tobillos o piernas). La sensibilidad de la zona afectada es altísima. El roce de la ropa o una caricia pueden sentirse como una quemadura o “latigazo”. Esto, unido a la dificultad del diagnóstico (muchos casos de dolores intensos no son reconocidos durante años), convierten al síndrome de Sudeck en una enfermedad que puede afectar psicológicamente.

Causas y factores de riesgo

Como hemos dicho antes, esta patología es un trastorno neurológico, por tanto, el sistema nervioso periférico y el simpático juegan un papel importante. Esto es por la relación entre la reacción inflamatoria y la consecuente sensibilización de los receptores nerviosos tras el traumatismo sufrido. Con esta enfermedad no es fácil localizar el origen por mucho dolor agudo y constante que se sufra.

 

La mitad de las causas del síndrome de Sudeck se deben a traumatismos. Después, un 25 % son consecuencia de lesiones y el 25 % restante es conocido. Las causas más probables son:

  • Excesivo dolor en el pie en el momento de la lesión por daño en el nervio
  • Coincidencia temporal de la lesión con situaciones de estrés o ansiedad
  • Bloqueo de la regeneración por el uso de antiinflamatorios
  • Inmovilización innecesaria y prolongada
  • Disfunciones metabólicas
  • Tratamientos de rehabilitación dolorosos

 

El síndrome de Sudeck suele ir acompañado de cambios en el color y la temperatura del pie

 

Asimismo, el síndrome de Sudeck es un trastorno raro que afecta a personas con fracturas óseas o lesiones nerviosas. En la prevención tiene importancia la estabilidad de las fracturas y la movilización precoz. Se recomienda el uso de la vitamina C oral, como agente antioxidante. Otras recomendaciones para prevenir la patología es vigilar a los siguientes factores de riesgo:

  • Personas con fracturas tratadas quirúrgicamente
  • Las lesiones de tobillo y lesiones intraarticulares
  • Las lesiones de alta energía, fracturas severas y tiempos prolongados para su tratamiento en el quirófano
  • Enfermedades musculoesqueléticas concurrentes

 

¿Cuánto dura y cuál es el tratamiento del síndrome de Sudeck?

El tratamiento de este síndrome debe se precoz con el objetivo de, no solo aliviar el dolor, sino recuperar la funcionalidad de la extremidad y la restauración de la capacidad funcional. Para evitar el dolor crónico una intervención terapéutica temprana es fundamental. Debe plantearse de forma personalizada por lo que debe ser una acción multidisciplinar. En primer lugar, se deberá recetar un tratamiento analgésico y antiinflamatorio.

 

Una de las claves para el tratamiento del síndrome de Sudeck es realizar un estudio de biomecánica previo. A través de este completo análisis que realizamos en Podoactiva se puede conocer la manera de pisar de un paciente, ayudando a diagnosticar o aconsejar para prevenir la aparición de patologías y lesiones musculares y osteoarticulares.

 

Infografía síndrome Sudeck

 

Es muy importante priorizar el movimiento para evitar que la extremidad se atrofie y pierda movilidad. Para reducir el dolor y mejorar la movilidad, también podemos utilizar técnicas como la terapia de percusión o el flossing. Una de las recomendaciones es usar la magnetoterapia para actuar sobre el dolor y calmarlo. Además, reduce los edemas y la hinchazón por el estímulo de la circulación. Por último, queda la terapia psicológica orientada a la sensibilización para controlar la ansiedad y depresión.

 

El síndrome de Sudeck sí se cura. Aunque el tratamiento es complejo, depende del caso y la opción para su cura. La mejor es acudir a un profesional para hacer un buen diagnóstico y una previsión de lo que pueda suceder. Esta patología tiene una duración en torno a los 6 y 12 meses y el perfil de las personas que lo sufren suelen ser mujeres entre 40 y 60 años de edad.

 

Esther González

Directora clínica de Podoactiva Pozuelo (Madrid)

Artículos Relacionados

Comentarios

Post A Comment