Inicio > Blog de Podoactiva > Patologias y Tratamientos > ¿Por qué tenemos cosquillas en los pies?

¿Por qué tenemos cosquillas en los pies?

Las cosquillas, según la Real Academia Española, son la respuesta a una excitación nerviosa acompañada de risa involuntaria, que se experimenta en algunas partes del cuerpo como por ejemplo axilas, cuello, costillas, espalda o pies cuando son tocadas ligeramente. Pero…

 

¿Por qué las cosquillas en los pies son más habituales?

 

 

Las plantas de los pies son la zona del cuerpo donde se localizan mayor número de terminaciones nerviosas por centímetro cuadrado (según diversos artículos y estudios científicos, se dice que en el pie hay más de 7.000 terminaciones nerviosas), por ello son más sensibles a los estímulos externos y provocan más cosquillas que en otras zonas.

 

 

Como curiosidad, está muy extendido que en el pie derecho sentimos más cosquillas que en el pie izquierdo. Esto se debe a que el hemisferio izquierdo (donde se detectan los estímulos que se aplican en el pie contrario) está más vinculado a las emociones positivas (como la risa).

 

 

A continuación, describimos los diferentes tipos de cosquillas en los pies (y en el cuerpo en general) y por qué a algunas personas pueden resultarles agradables y a otras no.

 

TIPOS DE COSQUILLAS: KNISMESIS O GARGALESIS

 

KNISMESIS

 

La knismesis no induce a risa, es la sensación de picor provocada por un ligero roce o corriente eléctrica en las partes más sensibles del cuerpo llevando a las terminaciones nerviosas de esas zonas a niveles de estimulación reducidos.

 

Esta considerado un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo, ya que cuando pequeños insectos reptan por nuestra piel se produce una respuesta que alerta a nuestro cuerpo y hace que apartemos rápidamente al insecto antes de que nos pique.

 

 

GARGALESIS

 

La gargalesis se provoca cuando hacemos cosquillas enérgicamente, aumentando la presión sobre las distintas zonas sensibles e induciendo a una risa exagerada. Pueden generar una sensación de placer, ya que se libera un neurotransmisor llamado dopamina que activa el cerebro y lo relaja provocándonos carcajadas involuntarias y sensación de felicidad.

 

La excesiva sensibilidad a las cosquillas se denomina hipergargalestesia y está considerada como un trastorno nervioso leve.

 

¿PLACER O TORTURA?

 

¿Sufres cuando te hacen cosquillas en los pies? Las cosquillas no tienen por qué ser divertidas. En la antigüedad, las cosquillas en los pies eran consideradas un tipo de tortura inofensiva, pero muy desagradable para la persona que las sufría. Cuando hacemos cosquillas de forma prolongada en una zona en concreto (por ejemplo, los pies), nuestro cuerpo pierde el control de sí mismo, entrando en un estado de tensión, ansiedad y estrés provocado por la fatiga y una sensación insoportable que puede llegar a ser dolorosa.

 

¿NOS PODEMOS HACER COSQUILLAS A NOSOTROS MISMOS?

 

Si hay algo que caracterice a las cosquillas es que es necesario el factor sorpresa para que nos hagan reír. Al hacernos cosquillas a nosotros mismos podemos llegar a una sensación agradable, placentera, como si nos acariciásemos, porque nuestro cerebro interpreta una predicción de cómo va a ser el movimiento basándose en experiencias pasadas, mientras que cuando nos las provocan otras personas el cerebro actúa de forma distinta.

 

CONSEJO PODOACTIVA: Es muy importante diferenciar las cosquillas puntuales a un hormigueo o adormecimiento prolongado de los pies. En estos casos más severos en los que los pies sienten un hormigueo constante, es importante acudir a un especialista para un diagnóstico preciso. En el artículo "¿Por qué se duermen los pies?" te contamos todo sobre este problema.

 

En Podoactiva podemos ayudarte. Consulta tu clínica Podoactiva más cercana AQUÍ o contáctanos en el 974 231 280 o a través de [email protected].

 

 

PODOACTIVA SAGASTA

Alejandro Adrada

Sofía Laseo

Laura Marín

Carlos Martin

Almudena Sánchez

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Reserva cita en una clínica Podoactiva