Inicio > Blog de Podoactiva > Patologias y Tratamientos > ¿Pies sanos y bonitos los 365 días del año? 9 consejos para conseguirlo

¿Pies sanos y bonitos los 365 días del año? 9 consejos para conseguirlo

Los pies son una de las partes más importantes del cuerpo, y a la vez una de las más olvidadas. Al igual que acudimos al oculista para graduarnos la vista, también debemos visitar al podólogo para mantener una buena salud de los pies y de la pisada.

¿Sabías que una persona al año da, de media, 3 millones de pasos, unos 10.000 cada día?

 

Además de soportar nuestro peso en cada paso, con este dato nos damos cuenta de su importancia en el día a día, pero... ¿cuidas los pies de manera correcta?

 

Como solo tenemos dos pies, y son para toda la vida, en este artículo te contamos las 9 claves para tenerlos sanos y cuidados los 365 días del año.

 

9 CONSEJOS para mantener tus pies sanos y bonitos todo el año

 

HÁBITOS E HIGIENE

 

1. Hidrata la piel de tus pies todas las noches con cremas específicas. En una piel hidratada, que es mucho más elástica, es difícil que aparezcan grietas o descamaciones, minimizando las posibilidades de infección por microorganismos. Aprovecha este momento para masajear tus piesrelajando así su musculatura antes de dormir. Descarta el uso de callicidas para solucionar callos o durezas, ya que pueden producir quemaduras en la piel.

 

2. Lava tus pies a diario y sécalos bien, sobre todo entre los dedos. Este pequeño gesto te ayudará a evitar infecciones causadas por hongos

 

3. Corta tus uñas de forma recta y límalas, de esta manera evitarás en gran medida que aparezcan las dolorosas uñas incarnadas. Además, procura no abusar en tu día a día de los pintauñas, ya que no dejan respirar correctamente.

 

4. Camina descalzo en casa. Practicar este saludable hábito unos minutos cada día tiene ventajas como liberar estrés, estimular la musculatura de los pies y mejorar la circulación sanguínea, entre otros. 

 

 

CALCETINES Y CALZADO

 

5. Apuesta por calcetines de materiales naturales como el algodón. Las fibras sintéticas no permiten una correcta transpiración del pie, favoreciendo así a la sudoración. Si tus pies sudan mucho, cambia los calcetines más de una vez al día.

 

6. Elige el calzado adecuado. ¿Cómo? Deben ser flexibles y adecuados a la época del año, con un contrafuerte semirrígido en el talón y sujetos al tobillo, además de estar fabricados con materiales transpirables. ¡Ah! Olvídate de las suelas planas y puntas estrechas. Las hormas estrechas o puntas afiladas puede provocar la aparición de juanetes.

 

 

Si practicas deporte o alguna actividad, busca el calzado adecuado para tu disciplina deportiva, atendiendo a tu talla, peso, superficie de juego y técnica. 

 

En el caso de los zapatos de tacón, la altura no debería superar los 3-4 centímetros. El pie de un adulto soporta el peso de todo el cuerpo distribuyéndolo entre la parte delantera y el talón, y precisamente es el talón el que soporta la carga principal. Cuanto mayor sea la altura del tacón más peso pasará a la parte delantera. La metatarsalgia y la fascitis plantar, son unos de los posibles problemas que acarrea el uso tacones.

 

 

-CONSEJO: Cuando vayas a comprar zapatos, es mejor que sea por la tarde, ya que los pies están más dilatados. Además, no olvides en casa tus plantillas personalizadas para asegurarte así de que escoges el número adecuado. Recuerda que el zapato tiene que adaptarse a la plantilla y no al revés. 

 

PRACTICA DEPORTE... ¡MUÉVETE!

 

7. Disfruta de tu deporte favorito o camina al menos media hora al día. El pie tiene una función muy importante en nuestro sistema circulatorio. La sangre llega con facilidad hasta nuestros pies ya que “va de bajada” y es ayudada por la gravedad. Para que esa sangre retorne hasta el corazón es necesario que se activen una serie de bombas de retorno venoso. La primera de esas “bombas de retorno venoso” está situada en la planta de nuestros pies (llamada la suela venosa de Lejars). Por todo ello, practicar deporte o caminar por lo menos media hora al día nos ayudará en nuestra salud en general.

 

 

PREVENCIÓN

 

8. Protege tus pies en espacios públicos. Caminar descalzo en zonas comunes es un error que provoca contagios de una forma muy fácil. El contagio de hongos, papilomas y cualquier infección es muy rápido, con el simple contacto. Cuando se está en instalaciones deportivas como gimnasios, vestuarios o piscinas es muy importante usar las chanclas. Es un gesto sencillo que puede evitar muchos problemas.  

 

9. ¿Pisas correctamente? Acude a una clínica podológica, al menos una vez al año, y descubre si tienes una pisada correcta o si necesitas ejercicios o un tratamiento con plantillas personalizadas, todo ello a través de un estudio biomecánico de la pisada. No esperes a tener dolores o molestias en los pies, ya que una mala pisada puede generarte problemas de espalda, rodilla o tobillo. Detectando patologías a tiempo (sobre todo en etapas de la niñez), se evitan problemas mayores a largo plazo.

La prevención es la clave

 

En Podoactiva podemos ayudarte. Consulta tu clínica Podoactiva más cercana o contáctanos en el 974 231 280 o a través de [email protected].

 

Aïda Barniol

Podóloga de Podoactiva 

 

 

Otros productos relacionados

Comentarios

niza (no verificado)

Es muy interesante ya que los pies son una parte muy importante de nuestro cuerpo

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Reserva cita en una clínica Podoactiva