Inicio > Blog de Podoactiva > Patologias y Tratamientos > Tipos de pies. ¿Sabes cuál es el tuyo y qué dice sobre ti?

Tipos de pies. ¿Sabes cuál es el tuyo y qué dice sobre ti?

Los pies son una parte muy importante de nuestro cuerpo ya que soportan todo nuestro peso, nos permiten desplazarnos y vamos allá dónde nos llevan. Además, son especiales: no existen dos pies iguales, cada uno de ellos es único y tiene unas características propias que lo hacen diferente del resto.

 

Pero, a lo largo de la historia, los pies han sido clasificados de muchas formas en función de su anatomía. Por ejemplo encontramos:

 

-Pie plano: poca altura o inexistente de la bóveda plantar.

 

-Pie cavo: mucha altura de la bóveda plantar.

 

-Pie normal: altura media de la bóveda plantar.

 

No obstante, en esta entrada vamos a mostraros dos clasificaciones para diferenciar los pies. La primera, y más común, se basa en el tamaño de los dedos, concretamente, de los dedos primero y segundo del pie y se relaciona con diferentes civilizaciones de la historia de la humanidad, una curiosidad que también te explicamos en el post. La segunda se clasifica según la longitud del primer metatarsiano.

 

Según la longitud de los dedos

 

PIE EGIPCIO

 

Son los pies que tienen el segundo dedo más corto que el primero. Es el más habitual, entre un 50-60% de las personas lo poseen.  Los fabricantes de calzado siguen normalmente un patrón de este tipo para realizar las hormas de los zapatos, por lo que son las personas que les resulta más fácil encontrar un calzado correcto.

 

Se debe comentar que, en los casos en los que el primer metatarsiano es más largo de lo normal, el pie puede acabar desarrollando una artrosis (hallux rígidos) en la articulación del dedo gordo. Además, utilizar hormas muy estrechas predispone a la persona a sufrir a hallux valgus (juanetes). Pero no todo es negativo, como curiosidad, los artistas de la época egipcia consideraban a este tipo de pie un ideal de la belleza y así lo representaban en las pinturas que realizaban para los faraones. Por lo tanto, según los faraones, tienes el pie más bonito.

 

Hay algunos estudios que relacionan el tipo de pie con la personalidad de las personas. Imre Somogyi, autora de Reading Toes: Your Feet as Reflections of Your Personality, afirma que las personas con el pie egipcio son soñadoras, idealistas, impulsivas y con ánimo cambiante.

 

PIE GRIEGO

 

Son los pies que tienen el segundo dedo más largo que el primer dedo (hallux). Aproximadamente un 15% de la población tiene este tipo de pie. El principal problema puede venir cuando la longitud del segundo dedo es excesiva, sobrepasando en más de 1 cm al primero. En estas ocasiones, cabe la posibilidad de que el segundo dedo se posicione “en garra” debido a la falta de espacio quedando comprimido contra la punta del zapato.

 

Si tienes este tipo de pie te recomendamos escoger muy bien el zapato y la zapatilla para evitar estos problemas.

 

Como dato curioso, este tipo de pie recibe el nombre de griego porque se relaciona con la mitología de dicha época. Se puede observar en algunas de las esculturas griegas como reproducían este tipo de pie en diferentes personajes mitológicos.

 

Por otro lado, Imre Somogyi señala que las personas que tienen un pie griego son activas, entusiastas, inteligentes y con mucha capacidad para el deporte y para liderar equipos.

 

Por lo tanto, tener el pie griego puede generarte alguno de los problemas que te hemos comentado, pero mira el lado positivo, compartes el tipo de pie con los dioses griegos.

 

PIE ROMANO O PIE CUADRADO

 

Son los pies que tienen la misma longitud en el primer y segundo dedo. Son menos frecuentes y suelen ser pies más anchos, por lo que las personas que tienen este tipo de pie necesitan zapatos con hormas de mayor espacio a la hora de calzarse. 

 

En relación al estudio de Imre Somogyi, las personas con este tipo de pie no son nada impulsivas y huyen de tomar decisiones improvisadas. Son prácticas y resolutivas. Coherentes con sus principios, transmiten seguridad y son de fiar.  

 

Según la longitud del primer metatarsiano

 

Aunque la clasificación descrita en base a la longitud de los dedos es la más común, existen otras clasificaciones como la que se hace en función de la longitud del primer metatarsiano, que es el hueso que está detrás del primer dedo.

 

Así pues, encontramos, según esta clasificación, tres tipos de pies:

 

 

INDEX MINUS

 

El primer metatarsiano es más corto que el segundo. Esto significa que durante el paso el segundo metatarsiano soporta parte de la carga que le correspondería al primero y pueden aparecer sobrecargas como metatarsalgias en esa zona. Además, este tipo de pie tiene más posibilidades de desarrollar hallux valgus (juanetes).

 

INDEX PLUS

 

El primer metatarsiano es más largo que el segundo. En ocasiones, se relaciona con una mayor probabilidad de sufrir algunas patologías como la sesamoiditis (inflamación de dos pequeños huesos que están debajo de la cabeza del primer metatarsiano) y el hallux rígidus (pérdida de movilidad de la articulación del primer dedo).

 

INDEX PLUS MINUS

 

El primer metatarsiano y el segundo son iguales.

 

La longitud de los metatarsianos es muy importante porque de ella depende la llamada “fórmula metatarsal”, posición que tienen las cabezas de los cinco metatarsianos entre sí. Dicha fórmula está relacionada con ciertas patologías de la zona delantera del pie y hay que tenerla en cuenta a la hora de realizar el diseño de una plantilla personalizada o de planificar una cirugía.

 

 

¿Ya sabes qué tipo de pie tienes? ¿Coincide con tu personalidad? Recuerda que la forma de nuestros pies nos ha permitido evolucionar y diferenciarnos del resto de animales, y que son una parte fundamental de nuestro cuerpo.

 

Cuidar nuestros pies es cuidar nuestra salud.

Víctor Alfaro

Podólogo experto en biomecánica

Director General Podoactiva

Podólogo Real Madrid C.F

Otros productos relacionados

Añadir nuevo comentario

Reserva cita en una clínica Podoactiva