Inicio > Blog de Podoactiva > Patologias y Tratamientos > Tipos de calzado ¿Sabes cuál es el adecuado y qué debes tener en cuenta según la ocasión?

Tipos de calzado ¿Sabes cuál es el adecuado y qué debes tener en cuenta según la ocasión?

Muchos de nuestros pacientes acuden a consulta por molestias en el talón, almohadillas plantares y arco interno, entre muchas otras dolencias. Es habitual seguir un tratamiento basado en estiramientos, terapia física u órtesis plantares; pero la lucha comienza cuando hay que modificar un hábito que, tras muchos años, han interiorizado, bien sea por restricciones laborales de vestimenta, estilo personal o coste de los mismos: hablamos del calzado.

 

Cuando revisamos con el paciente el tipo de calzado que suele utilizar en su día a día y/o deporte nos encontramos con zapatos excesivamente flexibles y suaves,  planos, muy altos e inestables (zapato de tacón) y sin una correcta sujeción. Y, tras realizar el estudio biomecánico de la pisada, los expertos de Podoactiva se encargan de asesorarlo en cuanto a tipos de calzados que puede utilizar, con el fin de establecer unas pautas para poder elegir el que mejor se adapte a sus condiciones.

 

A continuación, al igual que le indicamos al paciente, podéis evaluar vuestro calzado actual o en futuras compras comprobando los siguientes aspectos:

 

1. Flexionar y doblar el zapato

 

Repetiremos esta acción dos veces y, si nos encontramos ante un zapato demasiado blando, se recomienda pasar al siguiente.

 

2. Comprobar el contrafuerte

 

Situado en la parte posterior del calzado, esta pieza es fundamental ya que nos va a servir de guía en la pisada marcando la dirección de la marcha. Por lo tanto, comprobaremos que sea lo más rígido posible y que no nos permita los desplazamientos laterales.

 

3. Reconocimiento de la suela

 

Recomendamos que, en líneas generales, la suela sea semidura, ya que un exceso de amortiguación sin un correcto apoyo genera mayor estrés en los tejidos causando fatiga y dolor.

 

4. Sujeción

 

Se debería comprobar el sistema de sujeción mediante cordones o velcros, quedando el calzado bien adaptado al pie. Con ello, se evitan movimientos de deslizamiento del pie sobre la suela. No obstante, es aconsejable que no oprima las estructuras en exceso. El dedo más largo del pie siempre tiene que localizarse en torno a 0,5 centímetros del contacto con la parte delantera. Si no se respeta está distancia es muy común que aparezca una sensación de hormigueo en zonas distales, haya perdida de uñas o aparezcan hematomas.

 

Claves para encontrar el calzado de vestir

 

Los zapatos deportivos no siempre son apropiados para algunos eventos o trabajos en los que se requiere un aspecto `más formal´. Además de las recomendaciones que se han expuesto, añadimos los siguientes consejos para encontrar el calzado adecuado para vestir:

 

- Los hombres deberán utilizar un calzado con ligero tacón y con una suela más gruesa.

 

- Si tenemos algún tipo de deformidad digital (juanete, dedos en garra), si ha sido operado o tiene molestia en estas zonas es recomendable utilizar zapatos de pala ancha y siempre intentar que sean de piel real. Por ejemplo, el cuero tiene propiedades elásticas y se adaptará conforme se vaya usando a esa deformidad sin provocar rozaduras. Además, otro aspecto positivo del cuero es que tiene muy buena transpirabilidad. Se debería evitar el calzado de plástico ya que provoca mayor irritabilidad en las zonas de mayor presión por fricción.

 

- Las mujeres tienen un mayor abanico de posibilidades de elección. Tras años de consulta, hemos observado que, en muchas ocasiones, las mujeres utilizan calzado de tacón con plataforma delantera (aproximadamente de 5 centímetros). Recomendamos siempre que se intente adaptar a una altura en cuña no mayor a los 3-4 centímetros. Esta altura disminuirá las fases pronatorias y reducirá la tensión muscular de la cadena posterior, aspectos muy notorios en patologías como la fascitis plantar. También es aconsejable que tenga plataforma delantera, suela de goma y buena sujeción.

 

Voy hacer deporte, ¿qué es lo aconsejable?

 

Los pies vienen a ser los cimientos de una casa y no solo deben de estar en buen estado si no que también hay que utilizar un calzado apropiado en cada situación. Por eso, para escoger el calzado deportivo adecuado habrá que responder a las siguientes cuestiones:

 

- Qué tipo de deporte vamos a practicar

 

Cada disciplina deportiva requiere unas necesidades específicas. Hay que prestar especial atención a la superficie en la que vamos a jugar. Este aspecto va a ser fundamental en la adquisición de una zapatilla u otra, clasificándolas por el tipo de suela.

 

- Con qué frecuencia

 

Dependiendo la frecuencia con la que vamos a entrenar podemos clasificar en deportistas ocasionales, amateurs o profesionales. Dentro de cada marca de zapatillas hay modelos específicos en cuanto a complejidad de materiales y componentes enfocándose en un tipo de usuario u otro. Por ejemplo, se pueden encontrar materiales de absorción de impactos de última tecnología inyectados en la suela para un nivel más avanzado.

 

Por lo tanto, si vas a practicar deporte hay que recordar que es muy importante, a la hora de escoger una zapatilla, atender al tipo de pie que tiene el paciente y las patologías asociadas, además de la actividad que se practica. Estos tres aspectos son esenciales para afinar a la hora de la elección del calzado. Descubre más sobre el calzado en estos deportes:

 

- Fútbol

- Baloncesto

- Running

- Bádminton

- Crossfit

 

Y en verano, ¿qué calzado usamos?

 

- Siempre que se utilice un calzado descubierto debe estar completamente sujeto al pie, con tiras en el talón y zona dorsal.

 

- Evitar las chanclas para grandes trayectos ya que pueden provocar fascitir plantar e inestabilidad. +Info.

 

- Apostar por un tacón ligero y suela semirígida para una correcta absorción de impacto y evitar las temidas metatarsalgias.

 

 

Por último, acabamos este artículo con dos consejos muy útiles para escoger zapatos: acude a comprar el calzado a última hora del día ya que el pie se encuentra más hinchado, y pruébate siempre el calzado en ambos pies.

Como en la mayoría de las cosas en la vida, la moderación en cuanto a uso y selección del zapato son la clave.

 

 

Pablo Marín Rubio

Podólogo especialista en Biomecánica.

Podoactiva Málaga.

 

Otros productos relacionados

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Reserva cita en una clínica Podoactiva