Inicio > Blog de Podoactiva > Patologias y Tratamientos > ¿Eres escalador? Así te puede ayudar una ortesis de silicona

¿Eres escalador? Así te puede ayudar una ortesis de silicona

La práctica de la escalada conlleva, tanto por la propia actividad como por el uso de pies de gato (calzado especifico), múltiples afecciones en los pies.

 

Las más comunes que sufren los deportistas que practican escalada son:

 

- Patologías ungueales como uñas clavadas (onicocriptosis), atrofia (onicodistrofia), engrosamiento de las uñas (onicogrifosis), hongos (onicomicosis) y hemorragias subungueales.

 

- Deformidades de los dedos que fomentan la patología ungueal y la aparición de callos (helomas) y duricias (hiperqueratosis), ampollas y artrosis en las articulaciones.

 

- Deformidades en los pies que provocan el desarrollo de juanetes (hallux abductus valgus), dedos en garra, callos y durezas, y otras afecciones musculares y tendinosas como fascitis plantar, bursitis retrocalcánea, tendinitis en tendón de Aquiles, contracturas en la musculatura flexora del pie o lesiones articulares por presión excesiva.

 

Hay varios modelos de pies de gato y la elección es bastante personal, la gran mayoría de nuestros pacientes afirman que cuanto más nivel profesional y entrenos en vertical del deportista, más ajustados y asimétricos los prefieren.

 

Una de nuestras últimas pacientes escaladoras acudió a Clínica Podoactiva Andorra con un dolor muy agudo a nivel de las falanges media y distal del segundo dedo por el uso de pies de gato, que le provocaba inflamación de las partes blandas y la aparición de un heloma (callo) muy doloroso en el primer espacio interdigital.

 

Nuestra escaladora tiene un nivel medio y usa pies de gato simétricos, de horma recta, cómodos para vías de dificultad baja o moderada, ideales para entrenar de forma cómoda.

 

Decidimos realizar una ortesis de silicona a medida para separar el primer y segundo dedo y evitar así la hiperpresión causante del callo y dolor.

 

Una vez decidido el tamaño y moldeada entre los dedos, sin estar catalizada del todo, pusimos el pie de gato para que acabara de adoptar la forma, endurecerse dentro del pie de gato y hacer un conjunto de pie-silicona-calzado.

 

En la revisión, la escaladora nos confirmó la efectividad de la ortesis en cuanto a la ausencia de dolor, la prevención de la aparición de la lesión y la inflamación, y la comodidad de llevarla ya que no la notaba.

 

Eli Nieto

Podóloga experta en biomecánica

Clínica Podoactiva Andorra

 

Otros productos relacionados

Añadir nuevo comentario

Reserva cita en una clínica Podoactiva