Inicio > Blog de Podoactiva > Patologias y Tratamientos > El ligamento de Spring

El ligamento de Spring

El ligamento de Spring es el principal estabilizador pasivo del arco plantar.

Los estabilizadores del tobillo en estática que ayudan a mantener el arco plantar interno, son la fascia plantar, el ligamento deltoideo, los ligamentos plantares y el ligamento de Spring.

El principal estabilizador en dinámica del arco longitudinal interno es el tendón del tibial posterior.

Cuando hay alguna desestructuración del arco plantar se debe, en la gran mayoría de los casos, a insuficiencia en dinámica del tendón tibial posterior y a la insuficiencia en estática del ligamento de Spring.

Estudios refieren que a veces el colapso del arco plantar interno puede deberse a lesiones aisladas del ligamento de Spring, el cual debido a las fuerzas compresivas en la fase media de apoyo provoca un exceso de tracción y al no soportarlo causa su rotura o distensión.

Es importante acudir al podólogo para realizar un exhaustivo estudio y test biomecánicos para detectar alteraciones en dichas estructuras. La bibliografía nos indica que las personas que cursan con lesión del ligamento de Spring refieren un dolor a nivel del arco plantar en la zona Astrágalo-Escafoidea, con una evolución de meses que no suele desaparecer (aun estando en reposo).

Normalmente suele ocurrir de forma unilateral y es más frecuente en mujeres en torno a edades 45-50 años, en los que el uso de un calzado inadecuado ayuda a la evolución de la lesión.

Si no se trata la lesión del ligamento de Spring, la evolución tiende a ser un pie plano adquirido en el adulto. En función del tiempo de la lesión, se establece una clasificación en 4 grados de dolencia. En los dos primeros grados el tratamiento mediante ortesis plantares a medida mejoran la sintomatología y favorecen la recuperación,  mientras que si la lesión se encuentra en un estadío 3 o 4 el tratamiento posible es el quirúrgico.

 

Es importante hacer un diagnóstico certero y conocer la anatomía para establecer un tratamiento preciso y evitar el uso de ser sometido a Resonancia Magnética o Ecografía.

Con nuestro sistema de escaneo 3D Scan Sport Podoactiva® en carga  controlada para evitar hipercorrecciones conseguimos elaborar una plantilla personalizada que evita movimientos bruscos que provoquen y acentúen la lesión, mejorando la estabilidad del retropié y actuando en todas las estructuras evitando lesiones complementarias como espolón de calcáneo ó fascitis plantar por un exceso de tracción de las estructuras plantares en su inserción.

ISRAEL CASADO HERNÁNDEZ

Podólogo / Experto en Biomecánica

Podoactiva Madrid

Añadir nuevo comentario

Reserva cita en una clínica Podoactiva